La Cabra vuelve al Monte: el Anticlericalismo de Podemos

Podemos se ha convertido en una caricatura de partido, hasta tal punto que, a falta de ideas propias,  precisa del reflote de viejas consignas callejeras para encender el alicaído ánimo de su tribu.

Nunca mejor dicho lo de encender, recurriendo al viejo e ineficaz anticlericalismo quema-iglesias de Iglesias, con el que poner un marchamo de marca roja en una facción política cochambrosa  que sirve sólo a los  intereses de sus desvergonzados integrantes.  El iglesismo necesita esconder su  proceder inventándose problemas con los que mantener la tensión de sus abducidos votantes, hay que darle a la tropa descerebrada  una esperanza de lucha, mientras los representantes y camaradas del pueblo se corren juergas en hotelazos de lujo y se atracan en permanente francachela de todas las sinecuras y privilegios que les concede la Monarquía en la que están integrados como partido estatal. Atrás quedaron aquellos principios revolucionarios de derribar el R-78, meter en cintura a la casta, ahora sustituida por la trama – y acabar con los parásitos del Ibex, hoy mismo socios de reunión en el Hotel Ritz.

Foto colgada en Twitter por una diputada Podemita desde un hotel de lujo en Nueva York.

Esta agrupación de vividores nihilistas donde el nepotismo , la falsificación hecha pasar por cultura y la imprudencia como sabiduría del líder son su auténtica marca ideológica, no cejan en superar su propio esperpento al descubrir, ahora, con estupefacción que su país, no se atreven a llamarlo España,  lleva siendo de cultura católica desde hace más de 1 milenio y medio, y que por tanto, lo normal es que entre los muchos actos públicos figuren algunos de tal hechura católica, como una misa retransmitida los domingos.  Son tan ignorantes que teniendo a un tipo de líder que se apellida Iglesias, no saben distinguir entre religión y cultura, acaso renuncian ellos a cogerse libres los domingos, literalmente día del Señor, por ser un día  de los católicos, idem con santorales, navidad etc etc (?).  De qué galaxia proceden los padres y abuelos de los podemitas, no están enterrados sus antepasados, como los nuestros, en cementerios católicos (?).

Iglesias y los suyos como falsos republicanos y pseudodemócratas que son, no piden separar a la Iglesia del Estado, ni cambiar realmente la Constitución para que el Estado tenga separación de poderes y los ciudadanos representantes políticos que puedan elegir ellos directamente y no tipejos como Pablo Iglesias en su lugar, no, lo que estos podemitas enajenados nos dicen es que ellos quitarían el espacio de la misa de la telepública, para meternos SU religión , la de Pablo Iglesias, que SÍ pueden controlar.  Y así en vez de una familiar misa católica dominical, tendríamos un soporífero espacio de  ideología de género presentado por la reina consorte del de la coleta.

Bismarck escribió una vez que el país que más admiración le producia era España por su fortaleza, pues aunque hacía todo lo posible por destruirse, jamás lo habia conseguido.  Bismarck hubiera cambiado de opinión si Podemos llega algún día al poder.

Share

LA PRENSA COBARDE: LA A.P.M.

El Pobre Poeta, pintado en 1839 por Carl Spitzweg. Es uno de los cuadros más conocidos y admirados en Alemania. Describe el idealismo de un poeta sumido en sus versos, desprendido de todo bien material, hasta de los muebles que le han servido para calentarse

Los soldados, los periodistas, los toreros y los poetas tienen una virtud en común: El valor. Sin esta virtud, el soldado será un desertor, el periodista un vendido, el torero un pelele y el poeta un cantamañanas.

Decía Zola en “Yo Acuso” que “nosotros, los poetas, somos los que ponemos en la picota eterna a los culpables. Las generaciones desprecian y escarnecen a los que condenamos. Hay nombres criminales que, cubiertos de infamia por nosotros, pasan a ser por siempre inmundos desechos. La justicia inmanente se reservó ese instrumento de castigo; encargó a los poetas que legaran a la execración de los siglos a aquellos cuya maldad social y cuyos crímenes excesivos escapan a los tribunales ordinarios”  

Allí donde se vote, exista o no una democracia, la prensa tiene la responsabilidad de publicar aquello que muchos no quieren escuchar. El periodista se debe solo a la verdad y ha de estar revestido de un valor considerable para enfrentar la verdad al cargo institucional, que por naturaleza, querrá silenciarlo. De ningún modo debe de ser sobornado. No debe consentir ser invitado, subvencionado, comprado por aquel que debe controlar.

Un periodista cobarde, temblará ante quien ostente la potestad del Estado, se sumará “al pacto tácito de silencio”  para no atacar al Jefe del Estado. Un pacto del que se siente orgullosa Dña. Victoria Prego Presidente de la Asociación de Prensa de Madrid, (APM)  la misma que ocultó su conversación con Suárez en la que éste confesó cómo hizo trampas para evitar un referendum sobre la República, la misma cronista oficial de la transición que defendió y tapó las vergüenzas del “heredero de Franco a título de Rey”, la que glosó la toma del poder de los franquistas a la muerte de Franco, la que se escondió ante la traición del Rey a su padre y a la monarquía, la que alabó al Secretario General del Movimiento (Suárez) para que repartiera el poder hasta que fue fulminado por no tener más poder que repartir. Este epítome de la valentía es la Presidenta de una Asociación cobarde que defiende a periodistas remilgados.

Denuncia esta plumífera melindrosa, que personas vinculadas a PODEMOS llama “tontos” a ciertos periodistas y los ofenden afirmando que “de donde no hay no se puede sacar”.  Las denuncias son anónimas. No porque los periodistas afectados se sientan avergonzados de revelar su miedo, sino porque sienten miedo de los autores de tamaños desafueros.  

Los valientes que ha de enfrentarse al poder con la verdad, tiemblan  porque el insulto “tontos” pueda pasar a mayores y sean tachados sin misericordia de “pazguatos”. Es  de imaginar el ataque de pánico que sufriría esta caterva de gazmoños, si fuera un Director General, un Ministro, un Presidente o un Rey quien los increpara por arrojarles a la cara la verdad que deben descubrir, defender y publicar.

España es uno de los países mas corruptos de Europa, gracias entre otros,  a periodistas que son el epítome de la cobardía. Es una nación mal informada por periodistas que han hecho grandes fortunas.

La APM ha venido recibiendo subvenciones otorgadas por los políticos de 8,6 millones de euros al año, que utilizaban, al parecer, para pagar el seguro médico de los periodistas afiliados. Recibían dinero de aquellos que deben controlar. Es decir, además de cobardes, se han dejado comprar.

Tocqueville estableció que se quiere a la prensa, por consideración a los males que impide, más que por los bienes que realiza.  Pero una prensa cobarde y vendida ni impide males,  ni  reparte bienes. Es la herida por la que se desangra el ethos nacional, es una alcantarilla, un pozo negro donde va a desaguar la verdad que debe alimentar la moral de un pueblo.

Como una barragana melindrosa, la prensa española recibe emolumentos del poder, al que teme y halaga,  se beneficia de las oportunidades de negocio que aquél le otorga y a cambio se ofrece como felatriz complaciente y obsequiosa.

Los periodistas gazmoños, han de ser arrojados al foro de los poetas, como fue arrojado Marco Antonio a los brazos de Cicerón,  que “le entregó al recuerdo  sempiterno de los hombres marcado con las más auténticas señales de infamia”.

Las manos que escribieron esas filípicas terminaron  clavadas en la puerta del Senado Romano, por orden de Marco Antonio. Cicerón pasó a la gloria y su víctima a la ignominia. Cicerón fue el verdugo de su asesino. No su felatriz.

Share

El día de la mujer trabajadora y el hombre gusano

El capitalismo corporativista moderno, con la ayuda de su aliado natural, la socialdemocracia, ha disfrazado de derechos lo que es una explotación al descubierto de los currantes.

El hábil resultado de esta estrategia para la cuenta de resultados de las grandes corporaciones está a la vista: pagan por el mismo trabajo  la mitad que antes, al haber el doble de fuerza laboral en muchas ocupaciones por la entrada de la mujer.  Algo parecido a lo que sucede con los inmigrantes, se disfraza de avance de la humanidad y los derechos sociales la importación masiva de foráneos, cuando el objetivo encubierto es una reducción salvaje de los sueldos de los aborígenes.

Ideología de género como cortina de humo. Diputadas de la partitocracia espanola

Además los políticos consiguen otra cosa, dividir a la sociedad, fomentando el conflicto entre grupos e individuos para que nadie discuta la dictadura de los partidos estatales, propia de las socialdemocracias partitocráticas que padecemos. Por esa razón, no verán uds a unas feministas poniendo al descubierto la engañifa de los derechos  para encubrir su explotación laboral. No, su enemigo es el hombre y punto. Quieren conseguir lo mismo que él, competir laboralmente contra él, aceptando que las machaquen en los trabajos, levantarse cuando despunta el sol para ir a hacer cola en los interminables atascos, fichando apresuradas en el sinsentido organizacional de la mayoría de las empresas, que hoy son el reflejo de un sistema económico que no funciona, que se hace trampas a si mismo inflándose con deuda.

Eso, empero, a la mayoría de las feministas les tiene sin cuidado. Quieren ser como los hombres y punto. Fin de la discusión para  mayor beneficio del club del capitalismo corporativo.

Desde luego, con la estafa de dumpear salarios, con la excusa de que se considere un derecho que la mujer esté tan puteada como el hombre, han formado una marea de fondo de consecuencias destructivas sobre la sociedad:  en vez de convivencia hombre – mujer, tenemos competencia feroz;  una lucha sin cuartel  en la que el hombre ha adoptado una estrategia defensiva de retirada, y la mujer cada vez más ofensiva, rayando en la pura y dura sociopatía hecha pasar por una sana y progresista ideología de género . Algo que se refleja en que en el 70% de los casos, es la mujer la que inicia el divorcio influida grandemente por esta ideología machacahombres dominante, que lo es del Estado socialdemócrata que la ampara.

La estampa más habitual en Suecia, el paraiso de la ideología de género, mujeres con gatitos.

Sí, claro, la ideología de género se ha hecho axioma de Estado en aquellos paises donde lo que predomina es la partitocracia, que concede una representación exagerada a colectivos minoritarios a través del reparto entre los mismos de las cuotas del partido.  Así los hombres contemplan, por el mero hecho de serlo, que el Estado con sus leyes los equipara a potenciales violadores, agresores, asesinos y en definitiva  ciudadanos de segundo orden, cuya relación con la mujer está intermediada por el Estado como tutor de la misma. ¡Cuidado! ,  proclama ese Estado: cualquier conflicto con la mujer, es jugártela contra mi.

Porque el  Estado  ha sustituido el papel que antes tenía el padre y el marido, no sólo discriminando con leyes a favor de la mujer, sino aumentando las plazas públicas para otorgárselas, en una mayoria muy significativa, a ellas.

Para costear estos “trabajos públicos estatales” donde la mujer es mayoría, se necesita que hayan ocupaciones productivas  con las que trincar  impuestos. Esas ocupaciones, en la inmensa mayoría de los casos, están realizadas por hombres, desde los trabajos duros físicamente, con la tasa de accidentes laborales más alta, hasta aquellos tecnológicos y de ingeniería, donde de nuevo la abrumadora mayoría es masculina.

La situación no parece que vaya a arreglarse. A la ofensiva de la mujer blindada por el Estado y enervada por una ideología de género que le consiente todo al considerarla una victima, ha respondido el hombre con la autodefensa:  el  matrimonio se puede considerar una institución hundida, porque cada vez quedan menos pollinos ingenuos que se arriesguen a ser asaltados y triturados luego de una demanda de divorcio iniciada en el 70% de los casos por la mujer.

El fracaso del matrimonio y la liberación sexual conlleva la acaparación.

El liberalismo sexual, la némesis del matrimonio institucional, supone que un 20% de los hombres acaparen el 80% de las mujeres.  Hay una tendencia natural en la mujer a emparejarse de joven con el llamado  hombre “malote”, que inexorablemente termina dejándola cuando la mujer está por la mitad de su treintena.  En ese momento, la mujer se ve abocada a buscar a un llamado “cara-padre” para crear una familia mientras trabaja para papa Estado, en algunos casos. Sin embargo , esta estrategia ya no funciona. Ningún hombre en su sano juicio se va a emparejar con una treintañera ex-miss carrousel para que le encalome unos hijos, saciando así su instinto maternal, y que al cabo de unos años se divorcie, arruinándolo. La consecuencia ya la vemos, un invierno demográfico demencial, edificios enteros llenos de singles, y ellas acompañadas de perritos y gatitos.

Lo más patético del asunto es que nadie habla de ello, censura de cero grados Kelvin, a pesar de que lo veamos todos los días.  Aquí hay que aparentar normalidad cuando se están cargando a la sociedad, al amor y convirtiéndo a la mujer en el peor enemigo del hombre. En Suecia medidas así han conseguido que la mitad de los suecos vivan sólos, y que de una cuarta parte nadie reclame su cuerpo cuando fallecen. Allí ya lo han conseguido, aquí vamos a por el récord.

Como decía un amigo mio, trabajad, trabajad, mujeres, os dejamos todos los trabajos de la empresa para vosotras: chupad atascos, horarios infernales, convertid vuestras vidas en apéndice de los intereses de la empresa, no seáis jamás madres, ni amantes correspondidas.  ¡Todo para vosotras! nosotros con la tecnología estamos creando una nueva manera de vivir, al margen de esta locura.

Share

La independencia de iberoamérica. Historia no apta para bolivarianos.

La independencia de iberoamérica no se comprende sin la figura de Simón Bolívar.  Y quien nos pone al tanto de la naturaleza del personaje, hasta el más milimétrico detalle, es nada más y nada menos que el propio Carlos Marx, el autor junto con Engels del famoso Manifiesto del partido comunista, en un artículo que ha sido convenientemente silenciado por ser políticamente una bomba.

En el soberbio estudio historiográfico y psicológico que Marx realiza con pruebas, hechos y testimonios referenciados, se retrata a Simón Bolívar como un dictador militar, sin escrúpulos, cobarde, un sanguinario que hoy en día cualquier psiquiatra calificaría como sociópata, de acuerdo al DSM-V, es decir, carente de empatía por otros seres humanos, sin remordimiento alguno,  un ser que no asume jamás su propia responsabilidad y culpa, consiguientemente, a los demás de sus propios errores.  Una personalidad inteligente, sí,  y sagaz, efectivamente, aunque trastornada.

Carlos Marx , el que mejor ha analizado  la “gesta” de Simón  Bolívar.

Sólo una labor concienzuda de propaganda  e idealización del personaje, fabricada luego de su muerte, puede explicar como es posible mitificar a un individuo que traicionó o asesinó a sus propios amigos y correligionarios, desde Miranda hasta Piar; que cuando le surgía el más mínimo contratiempo se daba a la fuga, de ahí el calificativo que le pusieron, quienes lo conocían bien, de “Napoleón de las retiradas”; y cuyas victorias definitivas se las consiguieron la oficialía y  tropa de la legión británica. Sólo esa labor de propaganda hagiográfica pudo darle su única y duradera victoria después de muerto, la de hacerle pasar por el libertador y demócrata que jamás fue, hasta el punto que en la misma España,  con cuyos nacionales practicó un exterminio sin miramientos a partir del famoso decreto de guerra total o decreto de sangre, haya llegado al disparate de eregirle calles y  estatuas.  Equivalente a que los israelitas en plena Tel-aviv hubieran levantado  estatuas y calles a la memoria de Adolf Hitler.

Qué Simón Bolivar era un agente inglés sólo lo puede dudar aquel que no haya leído sus cartas, donde lo deja bastante claro: siempre obrando a favor de Inglaterra, tanto en la liquidación de la moneda, como con los recursos mineros, haciendas y territorios de los antiguos virreinatos, poniéndolo finalmente todo a disposición de los intereses ingleses, incluyendo el propio ordenamiento jurídico y comercial de su  “América”. Como muestra este ejemplo de los muchos pasajes que lo delatan en sus cartas.

Yo he vendido aquí (Bolivia) las minas por dos millones y medio de pesos y aún creo sacar mucho más de otros arbitrios, y he indicado al gobierno del Perú que venda en la Inglaterra todas sus minas, todas sus tierras y propiedades y todos los demás arbitrios del gobierno, por su deuda nacional, que no baja de veinte millones… Los pastusos deben ser aniquilados, y sus mujeres e hijos transportados a otra parte, dando aquel país a una colonia militar”. Simón Bolívar, 21 de octubre de 1825.

Algo corroborado por un figura como Antonio Nariño , uno de los próceres sublevados, traicionado por el mismo Bolívar, por oponerse realmente a que Inglaterra fuera la dueña de la emancipada “América bolivariana”.

Bolívar, excitado por los extenuantes halagos de Inglaterra ha, partiendo de un instinto animal, obedecido sin derecho a una legitima defensa, las no muy cordiales ni humildes ordenes de dos o de tres hombres que, en su calidad de bribones, han desmantelado un imperio para anexarse de manera materialista las gloriosas tierras hispanas con fines meramente oscuros. Nada me pareció mas repugnante el ver como las tierras donde nací, gozaron de una exquisita libertad, únicamente ideal, mientras los bárbaros ingleses aglutinaban derechos sobre estas tierras que no les eran dignos de su razón de ser. El tiempo me dará la razón, Bolívar fue el peor español que pudo haber traído Dios a nuestras tierras, pues, ha traicionado la rica cultura hispana para abultarse en su ignominioso ego, el seudónimo de ‘caballero ingles’. Antonio Nariño, 1823.

Deshaciéndose de Antonio Nariño, Bolívar  seguía las indicaciones de sus amos ingleses: la camarilla del rey Jorge IV , que habían llamado a Nariño “vil desagradecido” ya que según ellos, Inglaterra había financiado en su totalidad la independencia de los virreinatos de Nueva Granada y las demas provincias de la llamada Gran Colombia, y Nariño no quería que los nuevos territorios independientes fueran tratados como colonias de los anglos.

La cosa ciertamente pudo haber sido peor, si Bolívar no es arrinconado por aquellos de los que trataba de deshacerse para quedarse como único dictador vitalicio. Amargado y soltando pestes de todos, como solía hacer en los momentos de derrota, murió Simón Bolívar en Santa Marta, Colombia, en una de esas curiosas bromas macabra de la Historia, precisamente en la casa de uno de aquellos  españoles que se salvó de su exterminio.

Share