¿Hay una Conspiración contra España?

Aducir tesis conspiranoicas para explicar determinados momentos de la Historia parece cosa de magufos y piraos a los ojos de los historiadores académicos.  Sin embargo, claro está, una cosa es ver una conspiración detrás de cada anécdota de la Historia, y otra constatar con pruebas y hechos irrefutables como personajes siniestros unen sus fuerzas para trocear países y destruir sociedades.  La España actual sin duda pertenece a esta última categoría. Una serie de fuerzas y personajes se han concitado para acabar con una nación histórica, potencia planetaria en el pasado, que sigue conservando con el antiguo imperio lazos de cultura muy estrechos, que podrían ser revividos  en cualquier momento del futuro para formar un bloque de un formidable poder político y económico.

Como  para evitar tal eventualidad en la España del R78 han aterrizado y se han instalado todos aquellos enemigos históricos, con sus aquelarres ideológicos y propaganda negrolegendaria que intentarían, de una manera determinante, despedazar a un país en multiples republiquitas inanes y serviles a una nueva casta de amos tiránicos.

SIn duda, lo que está pasando en Cataluña responde a la ejecución de una conspiración, el primer hachazo para amputar y arrojar al suelo a toda España, acabando con una de sus regiones más importantes.  Las pruebas son innumerables y apoyos como los de Soros y su open society-un criminal especulador junto con otros más poderosos-,  Roures -antiguo colaborador de la ETA y un millonario que fuga todo lo que saca de España a paraisos fiscales  y detrás de Mediapro, la Sexta, Público etc-  con  su marioneta Podemos,  y el bluff de Pablo Iglesias Turrión reuniéndose con Junqueras para orquestar  campañas como las que vemos estos días, donde el golpismo y la destrucción criminal de un país se disfrazan obscena y cínicamente de camisas blancas, negociación y diálogo con unos separatistas, que  carecen de toda moral y principio; cuyo objetivo, casi satánico, es la más pura y simple destrucción: destrucción de la sociedad catalana, destrucción de las empresas, bancos, pymes catalanas y por último destrucción de España, acuden para ello sin escrúpulo alguno a la mentira más abyecta y la manipulación más sociópata: falsificando referendums ilegales, impidiendo la ejecución de ordenes judiciales arriesgando la seguridad e integridad física de cientos de miles de catalanes, desarrollando campañas de espionaje, acoso y persecución de las fuerzas del orden etc etc.

Pablo Iglesias y Junqueras reunidos en la casa del siniestro y comunista millonario, Jaime Roures.

El bacilo la peste nacionalistas se extiende a otras regiones, ahora Valencia se prepara para ser la siguiente con un lobotimizador adoctrinamiento a costa de imponer el catalán en las escuelas, siguiendo el ejemplo totalitario de los golpistas. Todo sea por cercenar en pedazos a una sociedad, un país.

Lo más siniestro sin embargo es ver como el partido político que gobierna la nación, el tal PP, está más metido que nadie en el empeño de traicionar de una manera realmente repugnante a España: porque estos encima se disfrazan de patrioteros, y por ello son los más culpables de todos.  Así las pruebas disponibles apunta a que los dos hermanos de la escuadra y la plomada: Mariano Rajoy Brey y Carles Puigdemont habrían pactado un status de Estado Asociado para Cataluña con unos privilegios inasumibles para el resto del país que se convertiría en el mero huesped de un parásito.  Para confirmar lo criminal de la felonía el PSOE podría estar metido en el complot con un sociópata Sánchez que en el colmo del cinismo habría exigido dividir España en nacioncitas a cambio de apoyar a Rajoy con un 155 que esté jamás aplicará, y sólo usará para que los españoles se traguen el embuste de cara a que los separatistas ganen tiempo y la población española finalmente termine por aceptar la claudicación como irremediable.

Por supuesto, un país troceado sin ya soberanía alguna liquidaría activos a precio de ganga y pagaría con la humillación y la esclavitud a los nuevos tiranos su cobardía por no oponerse a ellos.

Caras amables, títeres de intenciones perversas.

El nacionalismo regionalista, sin embargo, no es el único causante de la destrucción de una nación como España. Hemos mencionado a George Soros y su conexión con Podemos  y todas las franquicias del grupo, como compromis Podemos en Valencia metida de lleno en el frente independentista.   Desde hace tiempo sabemos que lo que hay detrás de Podemos contradice su imagen pública de “amigos del pueblo”.   Su agenda oculta (resumida en palabras clave como:  “Open Government“, “Procomún“, la “Economía Colaborativa” o “Las Ciudades Rebeldes” -bajo el eufemístico Smart Cities- ) es la de las élites globalistas que persiguen la destrucción de la nación política que nos hace a todos ciudadanos y  que es la condición necesaria para que haya democracia garantista e isonomía.

Específicamente un conglomerado de fundaciones y asociaciones podemitas  y de izquierda anticapitalista como:  Fundación de los Comunes, Ayuntamiento del CambioObservatorio Metropolitano de Madrid -financiado este último  por el Banco Santander- etc que son apoyadas por instituciones culturas y políticas de peso en España como la Fundación Reina Sofia, a través de la cual se les riega con dinero procedente de empresas como :Abertis, Inditex, Mapfre, Telefónica, Endesa, La Caixa, Banco Santander. Conectados con personajes como Ana Patricia Botín (Banco Santander), José María Álvarez (Telefónica), Salvador Alemany, ( Abertis), Isidro Fainé Casas, ( La Caixa), Pablo Isla (Inditex), Antonio Huertas Mejías (Mapfre) e Ignacio Garralda Ruíz de Velasco (Mutua Madrileña).

La ideología de fundaciones podemitas, como la Fundación de los Comunes, que no comunistas,  procede de personajes como  Yochai Benkler,  que es co-director del Berkman Center for Internet & Society de la Universidad de Harvard, financiado por las fundaciones Soros y Ford Foundation (tapadera de la CIA) .  Otras organizaciones  y personajes de poderosa influencia sobre los Comunes podemitas son:

  •  La  Wikimedia Foundation (financiada por el Open Society Institute de George Soros, por la Omidyar Network y por la Fundación Ford)
  • John S. and James L. Knight Foundation (muy ligada a Ashoka)
  • John D. and Catherine T. MacArthur Foundation
    William and Flora Hewlett Foundation (de la multinacional HP, relacionada con la Rockefeller Brothers Fund)
  • Omidyar Network del dueño de ebay Pierre Omidyar  y financiador del Maidán ucraniano.
  • David Bollier que es financiado a través de sus fundaciones por la Carnegie Corporation, la Rockefeller Brothers Fund, la Gates Fundation , la Fundación Ford y la  Open Society  de George Soros.

El objetivo político que se persigue es claro, la destrucción de las naciones políticas, y su sustitución por una serie de ciudades Estado regidas por las disposiciones de estos grandes grupos y corporaciones. Claro, delante tienen que poner a caras y a  grupos que exhiban la pegatina de izquierda comprometida con el pueblo, llegando inclus al cinismo de llamarse izquierda anticapitalista aquellos financiados por los gigantes del capitalismo corporativista como hemos visto. Caras como las de Ada Colau en asociación con personajes como el excéntrico Varoufakis, la abuelita de la España revolucionaria: Carmena, o el héroe libertario de boquilla como Domenech en Valencia, todos alimentados por organizaciones espurias y sacando informes conjuntos donde queda claro cual es el fin (aquí para el documento en pdf ).  Objetivo de todos ellos : reventar los Estados Nación declarando la independencia de sus ciudades que se organizarían confederalmente a escala global en lo que se llama el movimiento de las ciudades rebeldes.

¿Conspiranoia delirante ?.  ¿Y cómo explicar que  nos hayan metido a la okupa de Ada Colau  de  co- presidenta del UCLG, la Red Mundial de Gobiernos Locales y Regionales -financiada por organizaciones de la ONU y el Banco Mundial- que persigue la creación de ciudades autónomas? ¿O que los principales líderes podemitas municipales estén asociados en organizaciones como “Ayuntamientos para el Cambio” de similar objetivo,  financiadas por las élites de las grandes corporaciones y emporios financieros globalistas ,cuyo objetivo es conseguir una organización municipalista globalista una vez liquidados los paises?

No permítamos que nada de esto ocurra. Descubrámoslos y denunciemos públicamente estas tramas de traidores contra nuestra Nación. Sin nación política es imposible tener democracia y por tanto que seamos ciudadanos de primera.  Seguiremos desvelando aquello que los medios nos siguen ocultando.

Share

Cataluña ya es independiente

Parece como si el 10 de octubre nadie del gobierno hubiera visto la televisión, ni lo que lo sucedió en el parlamento catalán tomado como un circo  de tahures enantiformes y pulgas amaestradas por los golpistas .  El propio Puigdemont reconoció haber sido el autor de más de 8 delitos, y eso sin contar el último que fue la guinda: el de rebelión y delito de lesa majestad contra toda una nación al declarar la República Catalana.  Y luego en el colmo de la afrenta y humillación máximo rubricarla firmando junto con los 72 de la infamia el documento de la independencia que pasará , según ellos, como la Declaración de Thomas Jefferson de EEUU contra Inglaterra.

En cualquier país con un nanogramo de respeto por si mismo,  tamaña bateria de delitos,  a cual más grave, habria cursado de inmediato en la detención de los rebeldes y terroristas políticos conjurados contra la existencia de todo un país . Aquí, lejos de pasar nada, se empezaron a sacar chistes, todo una demostración de un país que no sólo no se respeta a si mismo, sino que masoquistamente parece disfruta rsuicidándose.   Puigdemont y los 72 del Sanedrín del Reich Catalán, se comportaron como astutos granujas, quedándose y tomándole el pelo a la flor y nata del periodismo y la política española que todavía no se habían dado cuenta de que les habían plantado en Cataluña toda una declaración de guerra. La suspensión sólo era de boquilla, un hábil engaño verbal que no ha tenido ninguna consecuencia, pues finalmente el parlamento no la votó, y en el documento no aparece.  Ergo, habemus Res Publica. Por cierto un detalle revelador: la bandera  de Espana que figuraba junto a la catalana en el parlamento, fue retirada con muy malas artes.

Una humillación de todo un país que no conlleva sanción alguna.

Mariano Rajoy se ha hecho el tonto y ha fingido picar en la trampa enredándose en un culebrón leguleyo que no tiene sentido alguno, pues los golpistas no  se sienten obligados a cumplir con los requerimientos de la C78 que Rajoy trata de arrancarles: por eso enderezar el problema con el 155 es ridículo, los golpistas simplemente lo ignorarán o darán largas sin consecuencia alguna, Rajoy seguirá dando plazos y ellos llevando adelante el desarrollo de su república como recoge en la “ley de la desconexión y transitoriedad” que nadie parece haberse leído en España, y cuyo paso siguiente es ya la preparación de una Constitución. Mariano seguirá dando plazos, mientras cae el reconocimiento internacional de varios países, para qué seguir… y encima vendiéndose al descuartizador ambicioso sociópata del Sánchez.

Por tanto, la única salida pasaría por algo que nadie se atreve a contemplar: aplicar el estado de excepción para acabar de manera total con las organizaciones y el tinglado de los golpistas sobre los que cimentan la base de su poder, y no nos referimos sólo a los mossos, sino a las ANC, Omnium, Arrán, CDR y decenas de asociaciones similares que funcionan como correas de transmisión de la mafia golpista y totalitaria , con las que imponer su ley y si fuera necesario en el futuro su terror.

Ya lo estamos viendo en Cataluña: se marcan a los catalanes que acudieron a la manifestación, los comisarios de la CUP recorren administraciones y barrios elaborando listas de “españolistas”.  El Reich catalán ya ha enviado petición formal a las empresas para que  paguen impuestos a la nueva Hacienda Catalana.  Todo de acuerdo a lo establecido por los sediciosos en sus leyes. Ahora avanzarán con la elaboración de una nueva Constitución catalana. Mientras Rajoy y los demás compinches consiguen darles tiempo con peticiones administrativas absurdas  que serán objeto de befa y burla por los separatistas.

Share

¿Está pactada la Independencia de Cataluña?

Se cumple ya un mes desde que los golpistas sediciosos tomaran el Poder en Cataluña  violando todas las leyes autonómicas y del Estatuto, cometiendo delitos de tal seriedad que en Estados Unidos, la primera democracia representativa del mundo, ya habrían sido ejecutados aplicándoles la pena capital.  En España sin embargo, el gobierno, los partidos políticos  y grupos mediáticos frivolizan y  hacen cálculos electorales a costa del delito más grave imaginable, como es la amenaza contra la vida de 46 millones de españoles, al poder colapsar el propio Estado garante del cumplimiento de la ley, sin el cual los ciudadanos quedan a merced de cualquier banda descontrolada de bandidos.

Ese Estado en España está ya tocado de muerte porque no ha sido capaz de detener el golpe de Estado secesionista teniendo todos los medios para ello.

Es tal la evidencia de la criminal inacción del gobierno de Rajoy que hasta Aznar y Felipe González, independientemente de la opinión que tengamos de estos dos sujetos y su responsabilidad en lo que está pasando, se lo han recriminado con dureza desconocida en público: aplica el 155 o vete!

Rajoy sin embargo parece empeñado no ya en no hacer absolutamente nada, sino en hacer justo lo contrario para empeorar las cosas consentiendo que los suyos  traten animadamente con el cabecilla del golpe.  Y para rematarlo mandar a la Policia Nacional y la Guardia Civil a la encerrona del referendum el 1-O. Porque aquello fue una encerrona clara, se les dió información falsa a los cuerpos de seguridad que les llevó a ser desbordados por una masa humana  y traicionados por los Mossos, lo que motivo que tuvieran que emplearse a fondo, recibiendo encima ahora un castigo  del propio gobierno traidor que los envió allí sin medios y en un territorio extremadamente hostil.  Es todo tan escándaloso y evidente que pareciera haber sido planeado con criminal premeditación.

La encerrona a Policia Nacional y Guardia Civil ha sido rematada escenificando su humillación en público y encima en la televisión del enemigo, la TV3, por parte de un delegado de gobierno, Millo, que le ha pedido a los propios golpistas disculpas por haber intentado cumplir la ley contra el delito de máxima gravedad en cualquier país decente del mundo: el de sedición  y preparativos para una rebelión abierta.

Milo acusando  a la Guardia Civil y Policia Nacional por el 1-O

La Policia Nacional y la Guardia Civil, que han perseguido con celo la corrupción de la casta gobernante, parecen un estorbo que se quisiera quitar de encima, desprestigiándolos con la encerrona del 1-O.  Ahora se les criminaliza y quien lo hace es nada menos que el gobierno del PP, con Mariano Rajoy escondido detrás del ministro Vigo, y el delegado del gobierno en Cataluña, el tal Millo.

Es imposible que tales inacciones  y acciones al revés por parte de Rajoy sean producto de la improvisación o el error. Al contrario, todo parece indicar que existe un plan esbozado con los golpistas (ERC y PdCat) para realizar una reforma constitucional donde los partidos corruptos del R78 pactarían una España confederal convirtiendo a las autonomías en republiquitas asociadas, fíjense adicionalmente que las órdenes de los partidos, de todos, es no participar en ninguna manifestación ciudadana  por la unidad de España. De esta manera se consiguen varios objetivos:

1.- Se termina con el insostenible régimen autonómico, infinanciable ya desde Europa, que cada año supone un gasto de 100 mil millones de euros.

2.- Las causas abiertas por corrupción, blanqueo de capital, evasión fiscal, robo a las arcas públicas etc. que tienen abiertas las mafias políticas y otros en curso de investigación en España se anularían de inmediato, con adicional concesión de indultos/amnistias a los políticos ya condenados (sólo en Cataluña hay más de 300 imputados). El levantamiento del secreto bancario de Andorra quedaría también sin efecto.

3.- Los partidos políticos aniquilan a cuerpos incómodos para ellos como la Policia, Guardia Civil y jueces independientes. En cada republiquita confederada la mafia política ganaría muchísimo más poder, con un Estado central jirabizado hasta lo mínimo y a lo sumo como entidad simbólica. A cambio deberían meter en cintura a sus gobernados con draconianas reducciones de presupuesto.

El problema del plan es como hacérselo “tragar” a una población de 46 millones de habitantes sin que haya enfrentamiento civil. Bien, las mafias politicas están de acuerdo en una cosa:  el ” experimento” del 11-M sirvió para comprobar que la población española era fácilmente manipulable, algo comprobado nuevamente con los atentados de Barcelona,  que en vez de defenderse de sus enemigos  acepta la claudicación más patética con un infantil: Sí a la paz, No a la guerra. Es decir el mensaje es claro: asusta a los españoles un poco y aceptarán cualquier cosa.

¿Cómo se puede asustar ahora a la población española para que acepten lo que en otro país provocaría un enfrentamiento civil como es el nuevo troceamiento de  España en taifas republicanas con ley feudal impuesta por las sectas de los partidos?. Pues simple y siniestro, manteniendo una melodrama político con una tensión controlada, y finalmente una escenificación a lo Maidán 2 en la explanada del parlamento de Cataluña.  Lo que necesitan los partidos es que hayan algunos muertos seleccionados por un grupo de mercenarios profesionales. Eso provocaría un espanto tal en la población española que la pondría de rodillas  provocando  una reacción a lo 11-M, con la gente en las calles movilizadas por las maquinarias  de los partidos gritando de nuevo: “SÍ a la paz, NO a la guerra”.

Cataluña ya se habría declarado independiente de facto como república, con lo cual se contentaría a los sectores separatistas más radicales, para  a continuación unirse como Estado Confederal a la confederación española de cara a seguir permaneciendo dentro de la UE. Mientras tanto las sedes sociales de las empresas que habían salido, nunca se sabe lo que puede pasar, regresarían de nuevo.

La UE consentiría incluso un recorte de la deuda estatal española, 2 billones de euros es la pública, con tal de evitar una Yugoslavia 2.0 a sus puertas.  Todos quedan contentos  con el conveniente reseteo de los estropicios causados por el R78  y unos nuevos 40 años de saqueo se abrirían radiantes hacia el futuro.   Pero no todos pueden salir bien,  el rey del R78 sería sacrificado, más  ¿ a quién le importará un rey a esas alturas?, es un precio asumible y hasta necesario.

¿Conspiranoia inverosímil?. Puede ser, pero recordemos que tratamos con mafias políticas que han sido capaces de perpetrar toda suerte de crimenes durante estos 40 años y que han dejado muchos muertos  en el armario cuyo hedor es insoportable.

Un reseteo confederal puede salvar la situación. Todo es que los españoles una vez más se traguen el consenso  de las mafias políticas y los radicales entren en vereda. Están jugando con fuego sí, donde cualquier dinámica no controlada puede llevarnos a escenarios no deseados.   Es el Julio César de Shakespeare y no la  “técnica del golpe de Estado” de Curzio Malaparte, el guión del vaudeville en que se ha convertido España: el grupo de conspiradores es siempre un círculo cerrado -probable con membresía de alguna organización en la sombra- y constituido por gente tan distinta que es imposible pensar que estén unidos en algo tan macabro como  la comisión de un asesinato.  Conspiradores que tratan con la victima sin despertar sospecha alguna ni en ella ni en los amigos leales del futuro asesinado: cuídate España de los idus de octubre!

Share

Desdramatizando lo de Cataluña

Está todo el patio alterado con el melodrama que se escribe estos días con letra catalana, y del que ya nos hemos cansado de advertir hasta la saciedad en Radio Ansite, mientras los demás medios miraban hacia otro lado ( aquí, aquí y aquí ). Como era de esperar ni puñetero caso nos han hecho.

Recordemos, dijimos que había que haber aplicado el manoseado artículo 155 en el momento en que a la manera de unos bucaneros del Caribe, los tres partidos separatistas llevaron a cabo su particular golpe de Estado sedicioso en las jornadas de la infamia del 6 de septiembre.  Para  a continuación,  haber detenido a los cabecillas golpistas e intervenir de inmediato la Generalitat y sus cuentas, con el objetivo de recabar pruebas de lo evidente:  el expolio y el saqueo corrupto de una de las administraciones más podridas de Europa, en connivencia con la oligarquía catalana promotora del separatismo.

En 1 semana se podría haber tenido una lista de figuras destacadas de esa oligarquía separatista con pruebas suficientes para dictar prisión preventiva contra el núcleo duro. Desarticulada la oligarquía catalana, principal instigadora del independentismo como corroborarían las investigaciones al respecto,se habría acabado con el peligro, y la imagen internacional de España sería la de un país eficaz, capaz de desarticular una banda organizada de políticos corruptos bajo el cover-up del secesionismo de pandereta para escapar de su condena por motivos sobrados, entre otros este.

En su lugar , Mariano Rajoy Brey optó por hacer el circo, ir a por los pezqueñines avivando el fuego, mientras dejaba libre a los cabecillas (ya decíamos que semejante estrategia era la propia de una persona afectada de idiocia crónica, o de la de un traidor que había pactado con los separatistas por motivos bastante claros: corrupción en común)

Sea como sea, al no desarticular a los cabecillas, Mariano Rajoy Brey cayó en la trampa y fue contra un referéndum que ya no podía parar a no ser por vía policial. Cosa que estaba esperando Puigdemont y los suyos para montar un horror-show, con atrezzo de Halloween donde no faltó ni la sangre de tomate, ni las heridas de photoshop, figurantes preparados para volcar toda la falsedad en twitter, fb y medios de información internacionales afines. Todo lo característico del manual del buen político totalitario. Poco importó que testigos fiables con los que hemos contactado nos dijeran que los policias fueron agredidos, insultados y los manifestantes usaron ancianos y niños como escudos humanos, algo que coincide con lo que están publicando otros medios. La imagen que se vendió fue la de una España africana de leyenda negra, y la de una Cataluña de ciudadanos libres reprimida por la nueva inquisición española

La batalla de la propaganda fue ganada por goleada por Puigdemont y sus esbirros. Ahora España tiene a toda la opinión pública internacional en contra, tal cual  buscaban los separatistas.

Dejémoslo claro ya no se puede aplicar el artículo 155 teniendo en contra una revivida leyenda negra contra España y un Puigdemont envalentonado como ganador moral. España, nos tememos, debe dejar largarse a Cataluña.  Y vamos a desdramatizar esa separación con cifras, no, no es para tanto, y a cambio puede tener efectos positivos:

España apenas va a notar económicamente la separación catalana. Al fin y al cabo Cataluña ya no es la sombra de lo que fue. De ser el 30% del PIB español durante los 60/70 ha pasado a representar sólo el 19% del mismo, aportando un 16% de la población española, -efectos de un autogobierno modélico, sin duda-. Es decir Cataluña contribuye tan sólo con un 3% del PIB español en términos netos, unos 30 mil millones de euros, realmente.

Algo que se compensará fácilmente, ya que la mayoría de las empresas y bancos que hay en Cataluña dependen de las relaciones comerciales y de servicios con el resto de España, por no hablar de monopolios de facto como el gas natural o inversiones en eléctricas. Sólo a Aragón, Cataluña exporta más que a Francia. En términos netos, Cataluña mantiene 20 mil millones de euros de superávit con el resto de España, que perderán desde el momento en que España rompa relaciones comerciales y Cataluña se quede fuera de la UE.

España se podría beneficiar recibiendo cientos de empresas, que crearían un millón de puestos de trabajo en el resto de España, al  mover fuera de Cataluña un 30% de su PIB actual, lo que dejaría la renta per cápita catalana a medio camino entre la turca y la portuguesa.  El paro de España, en cambio, pasaría del 17.5% actual, el oficial, al 12%.

Por otra parte Cataluña se vería privada de su financiación, ya que sus dos bancos principales (Sabadell y la Caixabank) cogen el 70% de esa financiación vital para la economía catalana del ahorro del resto de España,  que perderían y abocaría al régimen autocrático catalán a tener que acudir al mercado internacional de la deuda donde deberían pagar un 5% de interés, contra el 1,6% actual con España.

Por supuesto España no tendría porque dar pérdida batalla alguna.  En este caso no librar batalla alguna, es ganarla. ¿Cómo se hace eso?, pues simplemente aplicando ante la DUI del gobierno autocrático catalán las siguientes medidas, dejando que ellos se queden con todo el foco de atención, lanzados ya al abismo, de los medios internacionales y saliendo nosotros de él:

1.- ruptura de toda relación diplomática y financiera.
2.- ruptura de toda relación comercial. Las empresas y bancos que no abandonen Cataluña en 3 meses no podrán hacer negocios con España.
3.- los españoles que permanezcan en Cataluña más de 6 meses a partir de la DUI perderán su nacionalidad
4.- debido al caracter totalitario del régimen catalán se coloca de manera permanente en las fronteras aragonesa y valenciana al ejército para prevenir cualquier ataque o intento de ataque sobre estas regiones que forman parte de las reclamaciones territoriales del regimen autocrático catalán. La armada frente a las costas de las Islas Baleares
5.- Debido a que el régimen catalán ya ha declarado que no pagará la parte que le corresponde de su deuda, España no atenderá a ningún obligación de la Seguridad Social en ese territorio. Así mismo, la empresas radicadas en Cataluña que apoyen al régimen autocrático veran enajenado todo su patrimonio en territorio español.
6.- Veto de entrada en la UE.

 

Share