Así arruinan los políticos españoles a su país.

Pongamos un ejemplo, la isla de la Palma, tiene el 70% de su actividad económica concentrada en la producción de plátano, sin embargo, no hay ni una industria de transformación que genere mayor valor anadido que el de una commodity, el plátano, que tiene que ser sostenido con subvenciones de la UE para ser mínimamente rentable. Si no fuera por esta ayuda europea, habrían sido barridos por la competencia de la marca Chiquita . Todo un ejemplo  paradigmático que se puede aplicar a la mayoría de las regiones españolas:  economía hecha para rentistas y productores de la época jurásica.

En pleno siglo de la revolución de las máquinas inteligentes, de la automatización, de la robotización , de las inmensas redes de flujo de información global, tenemos que el capital y el esfuerzo de la economía de regiones enteras de un país supuestamente desarrollado como España se concentran en actividades improductivas, sin mercado, pero que encima , en el colmo del absurdo hay que pagar con dinero sustraido de servicios básicos.

Sigamos con el ejemplo del plátano, el kilo se vende a menos de medio euro, como con ese precio el agricultor se arruinaría la UE le pone casi el doble para que unos pocos cientos de personas y recursos continuen haciendo una actividad obscenamente ruinosa.  Si en vez de tirar ese dinero, unos 50 millones de euros actuales, se le diera a cada palmeño en edad de trabajar,  cada uno recibiría unos 2000 euros anuales, que por lo menos se gastarían en la Palma, generando más trabajo. Y no harían el primo rompiéndose el lomo  y malgastando a manta ese bien valioso de la isla como es el agua  para terminar regalando plátanos a toda Europa, en el mejor de los casos, o tirándolos a la basura, en el peor   Ejemplos así dejan en evidencia al esperpento de la política agraria europea, dinerales , recursos y capitales inmensos dilapidados para encima arruinar a regiones enteras.  Los políticos, son los principales impulsores de todo este delirio económico, con el único objetivo de mantener un puñado de votos cautivos, aunque cuesten decenas de miles de millones de euros, y la miseria para los que se no unan en colectivos que hagan ruido.

El Hierro. La estafa de la isla energéticamente autosuficiente.

En un régimen prebendario como el del 78, la cosa obviamente no termina aquí.  De hecho, es mucho peor, ya que nada queda fuera del alcance del partido político de turno, incluso las infraestructuras que en principio suenan como razonables y necesarias, son objeto de la rapiña y el engaño más desvergonzado. Tomemos el ejemplo de otra isla, la de El Hierro.  Se nos ha vendido la idea de que El Hierro es una isla energéticamente autosostenible a punta de energía verde. En un curioso proyecto con cinco aerogeneradores y una gran piscina que ha costado más de 100 millones de euros, se nos asegura  que rinde el 100% de la energía eléctrica que necesitan los 7000 habitantes reales de la isla. Sin embargo esto no es así.  Para ser así deberían haber construido un estanque de almacenamiento de energía potencial, con una capacidad entre 10-20 veces al volumen actual.  De hecho, los datos son claros: en el momento punta se ha llegado a generar entre un 40%-50%  de la energía eléctrica consumida, o lo que es lo mismo en la mayor parte del tiempo los habitantes de la isla de el Hierro han tenido que seguir tirando del viejo generador diesel  y consumir gasolina como si no se hubiera construido nada.   El resultado final: los herreños tienen que pagar más que antes por la electricidad consumida.  Los de siempre, gente del partido político de la región y los asociados de Madrid se han llevado unas cuantas decenas de millones de euros tomándole el pelo al mundo entero que han publicitado, y lo siguen haciendo, la Isla del Hierro como el primer territorio del mundo autosuficiente con energía verde. Viva el barón de Munchausen!

Y así podriamos enumerar cientos, si no miles de casos, por toda la geografía española, a cual más surrealista, granuja o canalla. Es lo que pasa cuando tenemos un régimen prebendario de hampones políticos, que roban de la obra pública y no contentos con eso, se valen encima de ella para salir en la foto como grandes gestores y salvadores de la Humanidad.

 

Share

Un pensamiento en “Así arruinan los políticos españoles a su país.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.