Todas las entradas de: Dr Bubansky

Cataluña en estos momentos Estado sin Ley

El día 6 de Septiembre de 2017 ha pasado a la Historia de la infamia como el día en que tres partidos (CUP, ERC y PdCat) pegaron un golpe de Estado tomando como excusa la aprobación de un  risible referéndum (que va a salir sí o sí, como los de Franco o Hitler).  Carmen Forcadell se saltó todo lo que se tuvo que saltar (Constitución, Estatuto y  hasta propias normas internas del funcionamiento del parlamento). Una sectaria separatista de libro, puesta ahí por el inefable Puchi como presidenta del parlamento para realizar la voladura del 6 de septiembre guiada sólo por la ambición de poder totalitario.

El día 6 de septiembre  este grupillo de políticos delincuentes vuelan  todo el orden establecido, aprueban sus nuevas leyes que instauran un gobierno autocrático, sin separación de poderes ni representatividad, todo concentrado en la cúpula de los tres partidos independentistas que harán la Constitución, las leyes posteriores, nombraran jueces y gobernarán.  A continuación los golpistas han liquidado el propio parlamento catalán disolviéndolo para siempre. La nueva asamblea que se habrá el 2-O ya no será un parlamento autonómico.

Parecida estrategia a la usada por Hitler para cargarse la República de Weimar. Todo muy viejo.  A Carmen Forcadell, Puchi le ha adjudicado el mismo rol que Hitler le hizo ejecutar al presidente del Reichstag, el tal Hermann Göring. También en aquella Alemania del 34 se cerro el Reichstag luego del golpe parlamentario para volverse a abrir con el partido nacionalsocialista como el único permitido.

Hermann Goering presidente del parlamento alemán.

Ante semejante declaración de guerra de los cabecillas separatistas el gobierno español ha respondido con pellizcos de monja, es decir no reconociendo lo evidente que Cataluña ahora mismo es una región rebelde fuera de la ley española, con un parlamento volado por los aires, con una independencia de facto declarada ya por la vía de los hechos consumados, y que sólo espera al 2-O para adoptar abiertamente su condición de república independiente, cuyas leyes fueron aprobadas por ellos en un parlamento que ya no existe.  Estamos ante fanáticos con una misma ambición de poder que se lo han jugado todo a la carta que más les convenía.

Es muy posible, como venimos discutiendo en radioansite.org, que Rajoy haya pactado secretamente tal separación de Cataluña por motivos evidentes (presión externa y participación en una corrupción con las fuerzas políticas catalanistas que no tendría que quedar dañada con la independencia).  Sabemos que Rajoy, un corrupto de libro, no es un defensor de idea alguna de España , y que le da igual que España se fragmente en autonomías-repúblicas, mientras el PP pueda seguir participando de la corrupción en ellas.  Rajoy piensa que España como tal es un auténtico coñazo y así se manifiesta cuando de actos oficiales al respecto se trata:

Es decir este señor es un oportunista corrupto que representa una función de mal actor por el que dice en público todo lo contrario a lo que dice en privado y piensa realmente.  Su objetivo es fingir que hace algo por España, cuando deja a los cabecillas rebeldes libres para que puedan seguir actuando adelante con sus planes.  Simular que el Estado sigue presente en una Cataluña que de facto ya es independiente. Cada día la guardia civil, a la manera de la película del día de la Marmota, vuelven a requisar las urnas, papeletas y carteles que se supone ya habían eliminado unos días atrás.  Montoro nos dice que ya ha dejado de financiar a la autonomía catalana, cuando  el golpista Junqueras, responsable actual de economía allí, afirma que todo esta bajo control. En definitiva los cabecillas golpistas siguen en sus puestos y Rajoy en vez de hacer cumplir la ley deteniéndolos, se inhibe de su obligación como poder ejecutivo, incurriendo en un delito de lesa majestad, a la vez que permite que Rusia e Israel estén financiando a la nueva Cataluña, que Soros actúe en España financiando en el exterior la propaganda separatista en el New York Times y en la misma UE.  Pero ante el borregomatrix tiene que justificarse haciendo algo, por ejemplo imputando alcaldes y cargos menores que se han declarado en rebeldía y han recibido el apoyo de la Generalitat, lo que supone una vez más el no reconocimiento de la autoridad jurídica de España. El único movimiento posible es el político, y si Rajoy por chantaje, pacto o interés no detiene a los cabecillas sediciosos, debe dimitir o ser dimitido no hay otra solución.

Lo contrario, como la Historia se ha cansado de demostrar, es conducir al país hace un desastre de inimaginables y desastrosas consecuencias.  Los españoles acobardados y ciegos ante lo que pasa en Cataluña no se dan cuenta que el diálogo no lo resuelve todo y que el juego político irresponsable se les puede escapar de las manos a esos mismos políticos desde el momento en que haya víctimas. Algo que beneficiaría aún más a la CUP/Arran para obtener mayor poder en la nueva República, al provocar un enfrentamiento civil ya abierto, que Rajoy por mucho pacto que haya hecho no podría evitar.

Rajoy y todos ellos se darían por satisfechos si sus partidos siguieran teniendo presencia en una Cataluña corrupta para continuar haciendo sus negocios criminales, como ha ocurrido hasta ahora.  Rajoy y todos ellos ya les explicarán a los españoles que se hizo todo lo que se pudo, y que ahora habrá que aceptar la nueva situación: todos saldrían ganando, eso piensan, la nueva mafia catalana será la nueva socia frente a unos pueblos alienados  dispuestos a ser esclavos con tal de evitar el enfrentamiento ficticio entre ladrones.

 

Share

La República Catalana de los Hermanos Marx

No hay peor tirano que un político que va de comediante sin pretenderlo. Ese es el papel que se ha otorgado la oligarquía política  catalana a si misma, inconsciente y cegada por su propio fanatismo, corrupcion y ambición política ya sin escrúpulo alguno. No hay decencia, no hay moral ni empatía, ni siquiera por los asesinados de un atentado, ni por sus familias, en su cabeza no cabe otra cosa que su propio instinto sociópata y de  ambición desmedida de poder.

Sin embargo son tan incapaces, tan incompetentes que ni siquiera puedan disimular por unos minutos sus auténticas intenciones siniestras que nada tienen que ver con la democracia, ni con la libertad del pueblo catalán, sino con coronarse como déspotas tiranos enarbolando cínicamente la banderita estelada de la pseudodemocracia.

Pero la culpa no es exclusivamente de ellos, tenemos un Régimen, el del 78, que permite estas aberraciones. La existencia de las autonomías, entidades quiméricas siempre por definir,  lleva a que un parlamento de políticos delincuentes  y con alma de dictadores, finalmente se hagan golpistas para llevar a término su objetivo último: el poder absoluto y la rendición de cuentas sólo a si mismos.  Tres partidillos independentistas sobrerrepresentados, sólo les han “votado” el 34% de los catalanes,  han mostrado que lo que quieren es instalar una dictadura de directorio en Cataluña, caiga quien caiga.

Y si hace falta, hacemos votar a los canes ya adoctrinados.

La bufonada política es realmente esperpéntica y queda retratada en la elaboración de unas leyes que parecen hechas para ser el guión de  un redivivo Groucho Marx  en el papel  del presidente bananero de Freedonia , para ese nuevo  remake de “Sopa de Ganso” rodado en el frenopático catalán.

Empezamos por los nombrecitos, cursileros, imprecisos, cobardes que nos endiñan Puigdemont y sus mariachis.  Antes los hombres cuando lo eran solían llamar a las cosas por su nombre. Los framers, los revolucionarios americanos, que eran eso hombres y gentlemen,  llamaron a lo suyo : ” Declaración de la Independencia”. Thomas Jefferson y el resto se jugaron así  sus cuellos frente al ejército más poderoso del planeta en aquella época: el inglés,  Ellos, que antes de ser famosos, no dejaban de ser unos pobres colonos armados apenas con hoces, rastrillos y escopetas para cazar mapaches, eran sobre todo honestos, hasta el punto de  arriesgar sus cuellos por su libertad política.  ¿Pero estos? ,  ¿ este del peluquín con cara de susto permanente que no se atreve a llamar a las cosas por su nombre: Independencia de España, y se esconde con cobardes circunloquios y perifrasis interminables para no jugarse ni la punta de sus uñas si le sale mal la jugada? .   ¿Qué clase de involución ha sufrido el ser humano para llegar a convertirse en adefesios políticos como este ?

Desconexión, ley de la transitoriedad jurídica y fundacional de la República… pero de verdad  ¿ alguien se puede tomar en serio a unos políticos cobardes y cursis que se no atreven a ser líderes ni de una parrillada en el campo?.   ¿Se imaginan uds a  Thomas Jefferson o Benjamin Franklin o Payne, hablando de desconexiones y leyes para que los ingleses los tomaran no como independentistas, sino como leguleyos con gracejo?, pero qué carajo es esto?.   Es más asombroso aún que haya catalanes que pueden sentirse representados  por semejante gentuza a quien una persona cabal no querría ni como subordinados. Eso es lo preocupante.

PIT y su destino.

¿Y qué clase de República quieren hacer estos de ERC, la CUP y el PdCat?.   Pues una que va a dejar a la bolivariana venezolana como ejemplo de democracia.  Para empezar nada de proceso constituyente, nada de que los ciudadanos voten a una asamblea constituyente, de eso nada.  Ellos mismos, las cúpulas de estos tres partidos, está por ver si Pablo Iglesias traiciona a su país a cambio de un cacho del reparto, harán la constitución a puerta cerrada y luego se la darán a refrendar a un pueblo aturdido y confundido , que va a tener un comisario político de la CUP en su cogote el día que le obliguen a votarla. Por supuesto, van a tener menos garantias electorales que en los referendums de la Alemania Nazi, que aún conservaba cierta legalidad al mantener parte de la Constitución de la República de Weimar, estos ni eso.   ¿ Por qué,realmente, como alguien puede creerse que estos catalibanes van a respetar nada, cuando ellos mismos se han saltado sin verguenza todas las leyes para pegar SU golpe de Estado y llamarle cínicamente desconexión?

Es todo un esperpento sin dobleces.  Ni separación de poderes, ni representatividad ni nada, una dictadura de tres partidos que lo harán todo, con Puigdemont como futuro presidente con la potestad de nombrar a los jueces del nuevo  Volksgerichthof catalán, el Tribunal Supremo que lo será más polítizado aún que su homónimo del R78, para lucimiento de sus  Rolands Freisler de barretina y estelada svastificada.

Puro y Marca, y ya mañana si tal…

Seguiremos analizando este desastre, ante la no reacción de ese personaje , según los rumores Presidente del Gobierno de España que entre marca y puro seguirá diciendo a sus preocupados subordinados: ” no pasa nada, esto enseguida se desinfla”, el mismo día que Puigdemont  haga de cruce entre Groucho Marx y Companys declarando la República Catalibana de Freedonia.

Share

Los Planificadores de la Muerte. Así se extermina a la Humanidad

En la era de la socialdemocracia dominante todo lo concerniente a la Historia reciente ha sido burdamente falsificado.  Para encubrir semejante estafa histórica, el partido político moderno, que ha superado en estatalismo al propio nacionalsocialismo y al comunismo soviético, ha ido comprando a golpe de dinero público (Spoil System)  el favor de intelectuales, investigadores y periodistas, entre otros, para hacer de la cultura, la historia y las humanidades una parte de su hegemonía cultural vertida en forma de propaganda fácilmente digerible para las embrutecidas masas sociales, tratadas como gallinas de granja. El intelectual, el free-thinker de antaño se ha convertido en una curiosidad arqueológica.  En este World-Disney socialdemócrata nadie se atreve a decir la verdad, porque saben cuales pueden ser las terribles represalias.  En la época de la información libre, lo políticamente correcto y siniestro nunca ha tenido tando poder ni influencia. Las redes sociales son el instrumento de uniformización borreguil más letal jamás creado por mente de burócrata estatal alguno.

Entre los grandes mitos falsificados por la Socialdemocracia está una de sus criaturas, la Europa de la II Guerra Mundial.  Sí, no hay que sorprenderse: lo característico de la partitocracia socialdemócrata  no ha cambiado en lo sustancial  desde que las revoluciones burocráticas del siglo XX, poder ya analizado y predicho por Max Weber,  vieran la luz.   La burocracia estatal, que empezó siendo un cuerpo de meros técnicos ejecutores, ha terminado por convertirse en la actualidad en burocracia partitocrática,  es decir,  burocracia del partido político y su cometido es totalitario. Son ellas las que mandan  y dictan la política a través de los Estados Patrimoniales de los partidos políticos.

De ahí el terrible secreto que esconden estas socialdemocracias burocratizadas: su origen, el procedente de los experimentos totalitarios del siglo XX. En concreto  la actual UE, pura burocracia tecnócrata,  no  es la descendiente de los sistemas parlamentarios del siglo XIX y principios del XX, sino de  propia Alemania nacionalsocialista, conspiranoico? siga leyendo y verá que no.  Porque contra lo que nos quieren hacer creer el Nacionalsocialismo no supuso una ruptura histórica anómala en la cultura occidental, sino una continuación de los planes diseñados por esos cuerpos de expertos estatales, que tenían como objetivo la racionalización económica y social del espacio europeo, para elevar su productividad, desarrollo y nivel de vida, costara lo que costara, incluso llevándose a gente por delante si fuera preciso.

Hitler incluso fue puenteado por la propia burocracia del III Reich.

Esos organismos estatales sí nacieron, sin embargo,  en los regímenes parlamentarios, pero fueron teniendo más autonomía y finalmente, en la UE actual, han acabado siendo sustituidos por las burocracias de los aparatos de los partidos políticos.

En concreto, y para que sirva como ejemplo, en Alemania organismos como  Das Reichskuratorium für Wirtschaftlichkeit (RKW) fue fundado en 1921, es decir en plena República de Weimar, mucho antes de que el NSDAP de Hitler asomara la cabeza. Su objetivo era la intervención sobre la economía alemana para hacerla más competitiva de acuerdo a las metodologías y técnicas modernas.  Su función se vió acrecentada cuando el partido de Hitler, luego de las elecciones de 1932, llega al Poder.  Otro organismo similar fue el  Das Kieler Institut für Weltwirtschaft,  también fundado durante la República de Weimar, determinante durante el nacionalsocialismo, y cuyos dirigentes, caso de Andreas Predöhl, antiguo miembro del partido socialista alemán, el SPD, seguirían en cargos estatales de importancia luego de la guerra, ya en la República Federal Alemana y de ahí hacia la fundación de la UE. Continuidad absoluta.

Las instituciones de la propia República de Weimar colaboraron sin problema con el Nacionalsocialismo. Muchos de sus miembros antiguos liberales y miembros del partido socialista alemán.

Pero sigamos descubriendo lo que este ejército de tecnócratas hizo durante la época nacionalsocialista.  Por ejemplo,  en el exterminio de pueblos y de grupos raciales, que con todo lo terrible que fue no estuvo en la mira de la Alemania nacionalsocialista como objetivo primario. No, el exterminio fue una medida última de un plan global que tenía como objetivo la racionalización económica y social de Europa de acuerdo a los objetivos de la ciencia social del momento. El nacionalsocialismo sólo sirvió de excusa, a lo más de justificación ideológica adicional, pero no fue el factor primario, ya que los que perpetraron la ejecución de las medidas fueron burócratas y organismos, con una mayoría de ellos que ni eran ni se sentían nacionalsocialistas, sino sólo responsables científicos sociales convencidos de estar haciendo lo mejor por la sociedad.

Y asi descubrimos que estas asociaciones de expertos tenían una concepción higienista de la política y la sociedad.  Pensaban que había que garantizar sociedades sanas librándose de los individuos improductivos y con taras mentales. Medidas como la esterilización y la eutanasia eran defendidas en los congresos científicos de  la época desde EEUU hasta Europa. Conocidas son las investigaciones y planes llevados a cabo en los paises nórdicos, especialmente Dinamarca. Fueron de hecho los paises nórdicos en los años 30 con gobiernos socialdemócratas los que introdujeron la esterilización de los individuos considerados racialmente  “de poco valor”.

El mismo planteamiento higienista se aplicó también a poblaciones y paises enteros.  Aquí era la economía aplicada la que debía hacer de medicina. Las palabras clave que hoy en día conocemos como productividad laboral, sostenibilidad, mantenimiento,  Estado del bienestar etc, tienen su origen en la ciencia social de los años 20-30, que los burócratas con las manos libres en la Alemania Nacionalista desarrollan hasta sus más siniestras consecuencias. Como afirmaba uno de aquellos expertos científicos sociales: Zygmunt Baumann: ” la revolución nacionalsocialista fue un intento de llevar a la práctica la ingeniería social para optimizar la estructura de las sociedades”.

La eugenesia, desde luego no fue un invento nazi, desde EEUU hasta los paises nórdicos con gobiernos socialdemócratas, todos ellos antes que Alemania, pioneros en el tema.

Esto cambia radicalmente la interpretación de hechos como la persecución contra los judios, por ejemplo. Ya que el frío y utilitarista cálculo económico de lo que se iba a obtener con la  enajenación y embargo de las propiedades  y patrimonios de judíos siempre precedió al inicio tales persecuciones.  Tenemos que quitarnos de la cabeza la propaganda socialdemócrata vertida machaconamente para tratarnos de convencer, contra las pruebas disponibles,  que aquellas medidas fueron el producto de las mentes delirantes y psicópatas alimentadas con la ideologia racista del nacionalsocialismo.  En vez de eso,  las pruebas recabadas  y enterradas en los organismos, informes, correspondencia,  registros etc, de aquella época nos demuestran que todo, como decimos fue calculado de manera precisa hasta los últimos detalles por cuerpos enteros de expertos, profesores de universidad y burocracia estatal.

Y estos expertos tuvieron por primera la oportunidad de aplicar todos esos conocimientos en los territorios ocupados por la Wehrmacht en los paises del Este, empezando por Polonia, como prolegómeno de lo que habría de pasar en toda Europa.  Aquí las palabras clave  usadas eran las de “sobrepoblación” , “rendimiento-productividad”,  “evacuacion de poblaciones”, “agrupamiento”, “embargo”,  “capitalización”, “factor trabajo”,” factor industria”, “competitividad laboral y empresarial” y muy secundariamente “germanización” o “exterminio en campos de concentración”.     En la aplicación de estos proyectos, los expertos calculaban para un territorio determinado: Cracovia, Lodz, Galitzia… etc, la cantidad de población que podía ser mantenida con los recursos disponibles.  La cantidad de población que resultaba estar en exceso (lo que en el  caso de Polonia era la mitad de la total,  y en el de la URSS ocupada por Alemania ,a partir de 1941 , entre 40 y 60 millones de personas) tenía que ser evacuada y reagrupada bien en ghettos, bien en comarcas mucho menos productivas.  Al ser reagrupados y encerrados en espacios de poco rendimiento economico, los individuos menos productivos resultaban ser los más perjudicados al recibir menos alimentación, con la trágica consecuencia de disparar  su  tasa de mortalidad. Así conseguían, sin necesidad de un exterminio abrupto, reducir la población.  Todo esto justificado, como decimos, para conseguir un aumento de la productividad de las poblaciones mejoradas, que contarían, de esta forma, con un Estado  mejor dotado presupuestariamente, vía fiscal, para  garantizar un Estado del bienestar sólido.

Lo que Hitler pensaba, contra lo que nos ha dicho la propaganda oficial, era muchas veces desestimado por el cuerpo de los burócratas. Así por ejemplo, luego de 1939, Hitler quería hacer de Polonia, el llamado Generalgouvernement,  un mero territorio para presidarios y fuente de mano de obra barata de polacos ( la correspondencia entre Hitler y  Hans Frank, el gobernador nombrado para Polonia, es del todo punto ilustrativa sobre este tema) sin embargo los burócratas pensaban de manera distinta, querían hacer de Polonia parte del III Reich,  germanizarla económicamente, algo que iba contra los deseos expresos de Hitler. Al final quienes se salieron con la suya fueron ellos, los grandes burócratas,  nombres más influyentes que el del propio Hitler a la hora de implementar la política social y económica; personajes como: Hans-Joachim Riecke, Gustav Schlotterer, Hans Kehrl, Hans Fischböck, Karl Kuchenbäcker y  Otto Ohlendorf.  Otros, que encima tuvieron  gran  influencia luego de la guerra en la creación de la República Federal Alemana,  y a través de ella en lo que es hoy la UE, como: Rudolf Gater, Helmut Meinhold, Peter-Heinz Seraphim, Theodor Oberländer, Fritz Arlt ,  Konrad Meyer y el futuro director del Banco de Viena, Max Bischof.  Influencia, que por cierto no se detiene  en Europa, sino que será decisiva en la formación de la base ideológica y técnica de organizaciones como el Banco Mundial y  el Fondo Monetario Internacional y hasta la misma OTAN .   Y en el colmo de la broma macabra que muchas veces es la Historia, los antiguos burócratas del nacionalsocialismo acabarán por fundirse en las grandes firmas de hoy conocidas, muy politicamente incorrectamente hablando, como banca del sionismo internacional. Unión que está en la base del  alumbramiento del mundo economico de credo globalista actual, donde la racionalización económica es la justificación del enriquecimiento de de una minoría de grandes especuladores, en contra  del bienestar de los pueblos, que dicen cínicamente es su fin último.

Organismos ,como el Fondo Monetario Internacional, son los descendientes actuales de la burocracia nacionalsocialista.

No, tenemos que cuestionar el manido tópico de que lo hecho en Alemania fue algo excepcional.  Planes similares, aunque con menor alcance y ambición, fueron llevados a cabo sobre la misma época en paises tan dispares como Rumania, Grecia y la misma URSS, ya mencionamos antes  a los paises nórdicos.   Así entenderemos, finalmente que los que nos quieren ocultar es que los Estados socialdemócratas actuales tienen su orígen en aquel credo burócrata que llevó finalmente al asesinato de millones.

De esta manera comprenderemos que el exterminio, por ejemplo,de los judíos no fue algo pasional e indiscriminado,  que hay muchas formas de exterminar, o usando el lenguaje de la época,  de reducir la población, la demografía de los poco productivos.   Auschwitz  NO era sólo un campo de exterminio, siguiendo la doctrina burocrática estatal, que no la nacionalsocialista  stricto sensu. En Auschwitz las principales empresas alemanas, las mismas que hoy son líderes en la economía alemana,  usaban a miles de judios y prisioneros de guerra como trabajadores, los que no podían trabajar acababan ciertamente en las cámaras de gas. Algo contemplado como mejor solución humanitaria que dejarlos morir de hambre a todos sin excepción.  Porque Auschwitz tenía que ser productivo, no sólo para las empresas, que estaban sujetas a unos altos impuestos con los que sufragrar el Estado de bienestar en Alemania, sino también  para mantener los propios gastos del gigantesco campo de concentración.

La idea Auschwitz desde luego no apareció más que tardíamente. En los planes iniciales se pensaba  trasladar a las poblaciones menos productivas y a los judios, una vez se les hubiera embargado y robado sus propiedades y riquezas, a sitios tan variopintos como Madagascar, Palestina,  o  los Urales, esto último cuando se le hubiera ganado la guerra a los soviéticos.  Pronto los burócratas se dieron cuenta de que esos planes de destierro eran irrealizables.  De ahí, que el siguiente paso fuera el de diezmar a las poblaciones a través de reducción de alimentación y traslado a zonas menos productivas del país ocupado.  A partir de 1943 , ya con la guerra cambiando contra Alemania, la  constatación de que la reducción de la población ya no se puede llevar a cabo de manera lenta en 2-3 décadas, como se planificó al principio, les convence de adoptar el extermino industrial de los no productivos en campos de la muerte.

Y así llegamos hasta el día de hoy, donde la burocracia del Estado ha sido fusionada y en buena parte sustituida por la misma burocracia del partido, que usando las mismas expresiones productividad, competividad, Estado de bienestar, inventadas en la época de la Alemania nacionalsocialista,  roba pero para si misma, para sus redes clientelares, dejando cada vez menos a repartir entre  el resto de la población.   Teniendo esto en cuenta, ahora nos percatamos como las coincidencias no son fortuitas. Hoy en día como en aquella época se trata de diezmar, “reducir”la población sobrante mediante un nueva forma de exterminio; obligando a que los menos productivos sean cada vez mas marginales y marginados, se alimenten peor, se vean privados de cuidados médicos etc.  Para los nuevos burócratas nacionales, o del FMI, como para los burócratas del nacionalsocialismo, esto jamás será visto como un crimen contra la humanidad, la de un exterminio disimulado puro y duro. Ellos siempre se justificarán con su ideología tecnocrática, jurando que hacen lo mejor que su conciencia de expertos les dicta, la racionalización del crimen más abyecto desensibiliza completamente contra el asesinato en masa. Y si encima  esa matanza ya no se perpetra en en campos de concentración, sino en sociedad felices y despreocupadas a largo de 1-2 décadas, entonces se hace invisible, y como en la Alemania nacionalista, la gran mayoría lo termina por aceptar pasivamente o con indiferencia, lo que siempre es tomado por el Poder como apoyo a sus planes de liquidación poblacional.

Sí, estamos sometidos a una ideología burocrática-tecnocrática, a una banalidad del mal,  semejante a la de los años 20-30 : la misma burocracia, los mismos razonamientos la misma diana.  No estamos tan lejos de aquellos precursores intelectuales del exterminio, y la razón de ello es debido a que las ideas de estos precursores continuaron hasta la actualidad, encarnadas ahora en los nuevos burócratas de los partidos y  los organismos internacionales.

Share

La II República: ¿asesinato o suicidio ?

El 14 de abril se conmemora el aniversario de la proclamación de la II República, y aquí estamos 86 años después  dándole vueltas a las mismas  cuestiones de siempre, si cabe con mayor confusión que nunca.  Los historiadores, convertidos en vedettes y prima donnas, no pocos comprados por el poder político del R78,  han convertido lo que debería ser la discusión de las ideas basadas en hechos y datos, en un campo de batalla de ideologías.

Por ejemplo,  Paul Preston, una de los historiadores más conocidos y reconocidos en el mundo anglo, se dedica a tomar como material probatorio, meras memorias recuerdos, algunos apócrifos,  de testigos con fiabilidad dudosa.  Cuando no directamente, hace pasar fuentes secundarias como primarias.  Una de sus recientes obras, con el erróneo y frívolo título: “El holocausto español. Inquisición y exterminio en la España del siglo XX” es una prueba de ello. Obra en principio monumental, por su extensión, está plagada de errores fundamentales, como muy acertadamente ha analizado con brillantez Julius Ruiz.  Básicamente su conclusión es que Paul Preston, al no tomar primeras fuentes en su investigación, se inventa una historia para justificar la violencia revolucionaria  como reacción a las tropelías de las tropas franquistas, pero dejando al gobierno de la II República siempre al margen de sacas, asesinatos y represión.   Pues, bien, los hechos demuestran algo bien distinto, las sacas en las cárceles de Madrid y la matanza de Paracuellos, ni estuvieron causadas como represalia antes los bombardeos franquistas sobre Madrid, inexistentes en esos momentos, ni fueron desconocidos por las autoridades republicanas trasladadas a Valencia, que presionadas internacionalmente y por figuras próximas a ese gobierno, se vieron forzadas a nombrar a Melchor Rodríguez, el anarquista, cuya condena a la violencia era pública y notoria, que acabó, mientras duró su breve nombramiento, con la violencia en las cárceles.

Manuel Azaña. Presidente de la República en su fase final. Su maniobra para que Alcalá-Zamora disolviera las cortes y convocará nuevas elecciones en el 36, puso más contra las cuerdas a la República.

Sirva esto como ejemplo de como algunos reputados historiadores, como el tal Preston, usan su posición para cobrar y obtener premios y honores, a cambio de sacrificar la verdad histórica. Pues al inglés, le hubiera bastado con acudir a la prensa de la propia II República, y  a las actas de la Junta de Defensa de Madrid, de la que formaba parte Santiago Carrillo  como consejero de orden público, para saber que aquellos asesinatos no tuvieron nada de azarosos, ni fueron producto de una turbamulta presa del pánico buscando venganza contra los presos, a la manera de la masacre de Septiembre de 1792 durante la revolución francesa .  En la II República, se había gestado un monstruo interior, de organizaciones paraestatales y estatales anarquistas  y comunistas stalinistas, para las que el exterminio del contrario era una necesidad revolucionaria, y estas se fueron imponiendo sobre los republicanos moderados, que maniobraron como pudieron, viendo como el Comité Provincial de Investigación Pública (CPIP) -se convertía en auténtico tribunal político revolucionario responsable de cientos de asesinatos- o la influencia cada vez más notoria de la policia soviética stalinista – el NKVD –

Nada de esto es nuevo en la Historia.  Porque jamás han existido turbamultas anónimas revolucionarias que presas del pánico se dediquen a exterminar al enemigo y sean protagonistas directoras de una revolución.  No, la tal masa popular es realmente una minoria social que ya está encuadrada en facciones, partidos, organizaciones paramilitares y/o políticas que ya tienen en la cabeza el ideario revolucionario de sus líderes extremistas. Y  para la que su enemigo no es sólo el romano-colaboracionistas-fascista, sino los que ahora tienen el poder, por muy democráticos o liberales que sean, en este caso el propio gobierno e instituciones de la II República.

Parecidos razonables. Sitio de Jerusalén siglo I DC y caída de la II República.

Como decimos, nada de esto es original, se repite como patrón, salvando el contexto de las circunstancias materiales concretas, desde antiguedad.   Podemos verlo en un ambiente tan distante como la Palestina del siglo I DC, pormenorizadamente detallado en las obras de Flavio Josefo, historiador y testigo de los hechos: “Antiguedades Judías”  y la “Guerra Judía”.   Aquí las autoridades judías del Templo con la izquierda moderada social de los fariseos, mayoría en principio, intentan llegar a un acuerdo con Vespasiano-Tito, los generales romanos, pero son aplastados por sus propios “camaradas”, los  “izquierdistas extremistas” de los zelotes cuyos líderes Eleazar ben Simón , Simón bar Giora , y Juan de Giscala;  inician una revolución interna, a pesar de estar en guerra contra los romanos, cuya culminación es la quema de los títulos de deuda que se administraban en el Templo de Jerusalén, junto con el exterminio de la aristocracia del Templo.   A continuación se dedicaron a ejecutar a todo sospechoso de quintacolumnista  y pacifista, acabando con los prisioneros de las cárceles de la ciudad, nos va sonando el tema(?).  Finalmente, como en el caso de la II República,  terminan enfrentándose entre si , en una guerra dentro de otra, similar al enfrentamiento entre anarquistas-POUM contra republicanos-comunistas soviéticos en la Barcelona de 1937.

Lo vemos de nuevo, en la conquista de las Islas Canarias. En Gran Canaria por ejemplo. Tenesor Semidán, el guanarteme de Agáldar en Gran Canaria, se da cuenta de lo fútil de la resistencia y llega a un acuerdo con las autoridades castellanas para parar la guerra. Pero es ya antes, puenteado por algunos guerreros revolucionarios, que minan la autoridad institucional del guanartemato.  Una facción extremista de los guanches capitaneada por Bentejui y el faycán de Telde, el tal Tasarte, deciden no reconocer la autoridad del antiguo guanarteme, y proseguir con una guerra haciendo una especie de revolución socialista neolítica, donde las diferencias de clase son anuladas.

Parecida evolución sucede en la revolución francesa, que lo empieza siendo “burguesa” para acabar siendo dirigida por los elementos más extremistas, minoritarios al comienzo, que construyen el primero estado totalitario protosocialista, con el Cómite de Salud Pública como la camarilla reinante y los tribunales revolucionarios como mano ejecutora de aquella.

Un republicano convencido, aunque conservador y católico, Niceto Alcalá Zamora. En sus diarios recoge el fraude de las elecciones de febrero de 1936.

Los historiadores de la II República y la guerra “incivil” deberían tomar estos ejemplos, no como anécdotas, sino como claves metodológicas para poder encajar los hechos historiográficos, no en moldes ideológicos, sino en las categorías de la Ciencia Política.  Y así verían que el problema siempre es el mismo:  que en la II República no había instituciones politicas por encima de las facciones partisanas, que controlaran de manera efectiva la propensión excluyente de aquellas.  En lugar de instituciones democráticas, la II República fue dominada por camarillas de personajes políticos que al final terminaron imponiéndose a los precarios controles de esas débiles instituciones estatales. De ahí que acabase como acabó :fragmentada entre bandos de camarillas, los azañistas, los caballeristas, negretistas, prietistas, anarquistas divididos a su vez en Oliveristas … etc , algo que vemos repetido incluso en el exilio mejicano, donde la división y el enfrentamiento con saña personal no cesan.  Una muestra de esto es la ilustrativa correspondencia entre Indalecio Prieto y Juan Negrín que demuestra que las instituciones republicanas eran pura apariencia, que la esencia de la II República fue el combate político de camarillas y grupúsculos cuyo objetivo era tener el Poder, y que lo de la democracia y la modernización de España se usaban como justificación de aquello.

Si hubiera primado lo institucional político, el control y sospecha democrática contra el Poder, sobre  la ideología de las camarillas partisanas, como sí sucedió en la revolución democrática americana de las 13 colonias inglesas, que inventa literalmente la democracia representativa en  los “Papeles” de El Federalista de Alexander Hamilton,  James Madison y John Jay. Si hubiera sucedido esto, la II República hubiera aplastado la sublevación de los militares africanistas en los primeros compases. Ni siquiera la operación  Feuerzauber de Hitler, es decir la ayuda  a Franco para cruzar el estrecho, lo hubiera evitado.  La II República con un presidente del ejecutivo comandante en jefe del Ejército español, habria movilizado la marina y aviación repúblicana en el estrecho de manera efectiva y rápidamente y Franco capturado habría sido fusilado en esos días. En su lugar, nos encontramos con las camarillas y facciones aprovechándose del levantamiento militar, para disputarse el poder político entre ellas. La II República  no es que suicidara; corroída por el régimen de camarillas, se debilitó incomprensiblemente y finalmente sí, colaboró en su propia derrota. Su estructura institucional endeble le llevaba a eso.

Y finalmente, respondiendo al título del libro de Preston.  ¿ Hubo realmente un “holocausto español” llevado a cabo por el franquismo con 200 mil republicanos ejecutados luego de la guerra?. Eso afirma Preston, sin embargo, tal cosa no coincide en absoluto con los trabajos de investigación demográficos realizados por los investigadores más diversos. Aquí ya no hablamos de opiniones de historiadores, sino de ciencia pura y dura, es decir modelos matemáticos sobre datos censales contrastados. Pues bien el resultado de comparar la tasa de mortalidad entre la zona republicana y la nacional, arroja luego de la posguerra un saldo a favor de la zona republicana de entre 40000-50000 más de decesos  que en la zona nacional, luego de corregirlo al comparándolo con la tasa de mortalidad femenina en zona republicana.  Muy alejado de la cifra de 200 mil que da Preston y afines.  Teniendo en cuenta que la represión en la zona republicana fue de una cifra similar, sobre los 50000 ejecutados, se puede decir que ambos bandos en esta monstruosa estadística fueron parejos.

La II República, incluso con su origen dudoso ya que no sale de un referéndum sobre la forma de Estado, sino como consecuencia de la huida de Alfonso XIII tras las municipales de 1931, pudo no obstante haber consolidado una democracia estable y progresista, pero no construyó las instituciones que SÌ hicieron triunfar a la democracia americana. En su lugar, las camarillas  y facciones sectarias incurrieron en dos errores mortales que contribuyeron al asesinato final de la II República: primero la revolución de octubre de 1934, segundo;  el fraude local demostrado en el pulcro trabajo de Álvarez Tardío y Villa García, que demuestran que se falsificaron las actas electorales de unas cuantas provincias, que dió al Frente Popular los 50 escaños necesarios para la mayoría en el parlamento.

Nada podía salir bien de este experimento revolucionario hecho por políticos tarados e irresponsables. Y al igual que pasó con la oportunidad perdida durante la revolución francesa, que terminó en la mendaz dictadura militar napoleónica, en España sucedió lo propio con la dictadura franquista. Cuyo logro económico final fue producto de los llamados liberales del Opus, y no de la Falange, un movimiento de ígnaros en economía, a pesar de lo cual, Franco sólo abandonó tras 20 años luego de comprobar que el paraíso autárquico no tenía nada que envidiar a cualquier paraíso comunista cocotero.

Lo lamentable es que en España no se haya aprendido nada. Seguimos pasando de un régimen a otro, sin que nadie se de cuenta de que el problema de España siempre ha sido el mismo: no tener jamás un sistema político donde las instituciones estén por encima de camarillas, sectas y ambiciones de políticos sin escrúpulos. Estos vicios que condenaron a la II República y entronizaron luego a un dictador, siguen hoy presentes en el R78.

 

 

Share

La universidad catalana y el racismo de la Generalitat

En todo nacionalismo tribal decimonónico, lo cultural no puede separarse de lo racista biológico.  El catalanismo hijo del siglo XIX nació bajo estos determinantes: una idealización del pasado unida a la interpretación racista del darwinismo, considerando no sólo a lo catalán, sino a la raza catalana como superior genéticamente al resto de los españoles.

Lo aberrante del nacionalismo catalán actual, como el vasco, no es sólo aquel origen histórico,  sino que no haya evolucionando en absoluto desde el  siglo XIX. Por el contrario, las consideraciones racistas y de superioridad cultura basada en historia-ficción delirante, están hoy en día más presentes y exageradas que nunca. En esto el catalanismo se ha quedado como curiosidad arqueológica política para los cientificos sociales extranjeros. Lo pasmoso es que en España esta arqueo-ideología muerta siga teniendo tal poder político, cultural y social, para que la oligarquía política regional movilice a sus masas a favor de la secesión. Es tal su potencia, que lo del carácter democrático o no que tuviera el nuevo Estado Catalán pasa a un muy segundo plano.

De hecho, hoy en día, la oligarquía catalana obra como si de facto fuera la dueña del nuevo Estado Catalán basándose como única justificación en inventados agravios históricos, que sólo existieron en la parte francesa, donde como se sabe desde Luis XIV el catalán como idioma y su autogobierno quedaron prohibidos.  El delirio histórico es de tal magnitud que Arturo Más , a pesar de tal persecución del catalán por parte de Francia, ha querido meter a Cataluña en la comunidad francófona, separándose de la España que salvó a esa misma Cataluña de desaparecer históricamente de no haber sido reconquistada por sus tercios, gracias a lo cual, acto seguido se les restituyó a los catalanes liberados su autogobierno, cultura, lengua y legislación.

Edicto del rey francés Luis XIV prohibiendo el catalán.

Como decimos, hoy en día, el Estado Catalán ya se ha impuesto en la región como hegemón cultural y propagandístico, antesala de  la inevitable independencia de la región.   Esto lo vemos con claridad en la ideologización nacionalista de las propias universidades catalanas, que saben perfectamente que el amo al que tienen que obedecer no es otro que la propia Generalitat. De lo contrario, esos profesores se arriesgan a perder sus puestos, privilegios y subvenciones como castigo.

Un ejemplo de tal sesgo ideológico racista nacionalista catalán lo vemos en muchas investigaciones pagadas con dinero de la Generalitat para darle carácter científico a  los asertos racistas nacionalistas.  En un artículo publicado en una revista, la American  Journal of Human Genetics, a la que su aparente prestigio no le ha impedido chuparse una investigación mediocre de la universidad nacionalista catalana, Pompeu Fabra, afirmaba haber demostrado que un 33% de los españoles son descendientes de judíos y moriscos.  Por supuesto, en la investigación quedaba muy claro que Cataluña no, que los catalanes mayoritariamente tenían “genes europeos” a diferencia del resto del país.

Los medios españoles, fieles a su filosofia de publicar en plan teletipo y acríticamente todo lo que les cae en las manos,  y más viniendo de Cataluña, no gastaron ni un minuto en cercionarse de la válidez metodológica del estudio. Sólo hacía falta leerse el paper para descubrir fallas monumentales, como por ejemplo, la falta de significación de las muestras recogidas, por su escaso número en un estudio poblacional de estas características, aderezadas con gratuitas especulaciones sin mayor base que las elucubraciones del muy catalán Dr.  Calafell, uno de los investigadores.   El estudio de hecho ha sido ya desacreditado por esto mismo, pero a pesar  de eso aún sigue siendo citado para sentar cátedra sobre el asunto.

En investigaciones que sí han tenido muestras poblaciones representativas, y el screening genético ha sido más exhaustivo, se ha demostrado todo lo contrario, que España es de hecho el país genéticamente más homogéneo de Europa.

Distribución de haplotipos Y

Para mayor desgracia de las tesis nacionalistas del Dr. Calafell, lo que él llama marcador judío y “morisco” podría ser considerado con razón como marcador mesolítico oriental, es decir, que los judíos y moriscos compartirían con otros pueblos que no tienen nada que ver con judíos, ni con moriscos.

De hecho si nos ponemos exquisitos, Cataluña ni mucho menos tiene la pureza “racial” de la que presume el Dr Calafell

Comparación genética con judíos sefarditas y norteafricanos.

No entendemos como narices se ha podido colar una investigación errónea de tal calibre en una revista científica de cierto prestigio. Es evidente que la Generalitat ha hecho todo lo posible para que los resultados de la misma se difundieran internacionalmente. Sabemos que el New York Times, por ejemplo, recibe considerables sumas de dinero de la oligarquía política catalana para propagar y prestigiar el alocado ideario nacionalista catalán urbi et orbi. Lo que es increíble es que la prensa española se haya tragado en su día el bulo sin mayor problema, y que posteriormente no haya hecho acto de enmienda o refutación alguna.

En Radio Ansite, por supuesto,  todo esto nos parece una auténtica boutade de las muchas a las que nos han acostumbrado las autoridades catalanes desde hace tiempo, sin freno ni sentido del ridículo alguno. Estos estudios genéticos para nosotros no tienen otro objetivo más que dilucidar históricamente la presencia de cuales o tales pueblos en España, lo cierto es que un negro pigmeo y un europeo blanco tiene en común el 99.99% de sus genes, y que todo esto de crear divisiones de una humanidad de primera y otra de segunda no merece la más mínima de las consideraciones, salvo la que no sea poner en evidencia el ideario racista filonazi de los nacionalistas dirigentes, que usan la universidad para corroborar pseudocientíficamente su absurdo ideario de odio y  victimismo.

 

 

Share

¿Reconstruir la América Española?

Saliendo de la cueva de la Leyenda Negra.
España precisa en estos momentos, ante el hundimiento previsible del desastre de la UE, de unos dirigentes y una sociedad civil que una vez abandonado el dañino y paleto-paleo sueño de Europa, recuperen el sentido común y dirijan sus esfuerzos a reconstruir el espacio cultural y comercial con la América Española, al que realmente pertenecemos.

El obstáculo más importante lo tenemos en la leyenda negra que todavía se siguen tragando en los paises americanos hermanos. El primer objetivo, por tanto, debería ser agrupar desde España a todos los estudiosos científicos que, diseminados por la América Española, intentan difundir y contar lo que realmente ocurrió para que esta acabara siendo un  mosaico de repúblicas subdesarrolladas y en contínua pugna. Algo que en su día ya asombró a Alexander Humboldt y al mismo Charles Darwin. En España se está empezando, aún a estas alturas, a desmontar la leyenda negra para el gran público, con intentos muy meritorios como  la reciente obra de Iván Vélez, pero aún nos hacen faltan más como él. Aquí la primera de nuestras pequeñas aportaciones.

Que Inglaterra estuvo detrás de la auténtica guerra civil que asoló a las provincias americanas españolas no es una tesis conspiranoica ocurrente, sino que está sólidamente basada en documentos como La emancipación de Sudamérica de W. Burke, pero sobre todo,  el Plan General de 1711 -convenientemente ignorado en España-, donde una presumible alta autoridad inglesa desarrolla punto por punto lo que luego, un siglo más tarde, se aplicaría ayudando a Simón Bolívar a dividir aquel rico y próspero territorio en empobrecidas repúblicas, tal cual aparece detallado en el mencionado Plan General de 1711. El inglés sabía de la interdependencia entre los territorios de Nueva España, el virreinato del Perú-Bolivia, la zona de Uruguay y Paraguay, y lo que luego sería el virreinato del Río de la Plata (Argentina).

El comercio de la América Española en el Pacífico

Estaban al tanto de que la minería del Perú estaba sustentada por la provisión de carne y hierba mate de las zonas del Sur. A su vez que la minería, proporcionaba no sólo la commodity, sino la moneda franca, la onza de plata castellana, que posibilitaba el comercio con todo el Pacífico, en ese momento un mar español. La base de ese comercio la constituían los puertos de Acapulco y Monterrey en Méjico, junto con los de El Callao y Valdivia en Perú y Chile respectivamente. El eje de ese comercio iba desde Acapulco-Callao  a Filipinas, y de Filipinas a Japón y desde ahí hacia China y la India.  Todos estos territorios serían divididos luego de que el plan inglés tuviera éxito en el siglo XIX, acabando para siempre con aquella prosperidad que tanta admiración y envidia causó en las potencias rivales.

La respuesta de España al plan de 1711 fue la guerra de la independencia de las 13 colonias contra Inglaterra. Nunca será reconocido por parte de EEUU  la ayuda crucial que recibieron de José de Gálvez, el genial ministro de Carlos III,  Bernardo de Gálvez, el militar que salvó a George Washington del desastre militar y Pedro de Cevallos. Sin ellos EEUU jamás hubiera existido.

Aquello alargó la existencia de la América Española hasta principios del siglo XIX, más o menos. Justo las fechas de la expedición del naturalista Alexander Humboldt, que elabora un informe detallado preciosísimo, en el que se desmonta la leyenda de una América explotada y a punto de rebelarse contra España. Por el contrario, Humboldt afirma que, por ejemplo, en el Virreinato de Nueva España el salario medio era 4 veces superior al de su natal Prusia. Llega hasta a calcular las raciones de carne consumidas por aquellos mejicanos españoles,  5-6 veces superiores a  las que tenían los prusianos de la época.

Describe la ciudad de Méjico superior en todo a las principales urbes europeas: en urbanismo, cultura, número de hospitales, universidades y bienestar social.  Un progreso así era inimaginable en Londres, Paris, Roma, Berlín y Madrid.  Todo este avance , progreso , paz y felicidad,que fueron traídos por la civilización española, tan injustamente vilipendiada,  le mueve a escribir a su hermano Wilhelm en 1800 lo siguiente:  “No me cansaré de repetirte lo feliz que me siento de estar en la América Española. Puedo afirmarte que no hay parte alguna del mundo donde uno pueda vivir mejor y más dichoso que aquí”.

Si España lo logró una vez, puede conseguirlo de nuevo, de hecho ahora lo tiene más fácil. Debemos aprovechar internet para propiciar la comunicación clara y directa con nuestros hermanos del otro lado de la orilla de lo que hasta poco tiempo fue un mar español: el Atlántico. Cuba y Puerto Rico llaman a nuestra puerta y no debemos ignorarlos. El sueño al que cantó Humboldt, puede ser de nuevo el destino de España en la incierta Europa del siglo XXI.

Share

Ya no hace falta prohibir el Pensamiento

El pensamiento ha muerto, ¡larga vida a la máquina!.   No ha hecho falta prohibir la filosofía, que nos enseña, por mucho que le pese a algunos eso que se llama pensar de una manera lógica y consistente. Sí, a través de las reglas de la lógica que ya descubriera el gran Aristóteles y la definición clara, distinta e inequívoca de los conceptos, sin la cual es imposible cualquier forma de razonamiento más allá del balbuceo verborreico.

La moda utilitarista de corte anglosajón que confunde la apariencia con la realidad, ha convencido, vía oligarquías económicas de cada nación, a las autoridades educativas de todos los países que lo que hay que formar no es pensadores, ni gente crítica, asertiva, sino currantes, esclavitos que sepan hacer 4 cosillas técnicas. Eso sí, las clases dirigentes se reservan para ellas la gran educación de siempre, la que les permite pastorear sin mayor problema a eso que por aquí llamamos el borregomatrix: asnos uncidos a sus norias que giran y giran pensando que son dueños de sus vidas, sin descubrir que han sido programadas por estos:

Te queremos borrego.

Y por estos otros:

Viva el votante, muera el ser pensante!

La cosa es que todo ese tesoro acumulado durante siglos, refinado y creado por los mejores pensadores del planeta, ya no interesa a casi nadie. No digamos el manejarse en las dos lenguas más perfectas que  ha dado occidente; el latín y el griego clásico, máquinas lingüisticas,  instrumentos no superados para producir arte, ciencia y filosofía, con los que los más grandes han escrito y formulado sus descubrimientos hasta bien entrado el siglo XVIII.

Todo lo que hoy se discute de economía, sociología, psicología e incluso ciencia y tecnología. Toda la base formal que explica nuestra moral y existencia sobre este planeta, todo eso  y más ha sido escrito en latín y en griego. Leer a los antiguos en el idioma original en que expresaron su sutil entendimiento es volverlos a la vida,  es salir con su guía de una ciudad contaminada y respirar el aire puro de la montaña, contemplando desde su inmensidad al resto como hormigas. La renovación espiritual, luego de tal excursión intelectual, es algo que no se puede describir, ni entender en una sociedad que ha destruido al pensamiento sustituyéndolo por el ruido,  por la verborrea política sin sentido,  por el  “yo pienso lo que me sale de los cojones”. Es el fundamentalisto democrático el que ha concedido a las masas analfabetas una libertad que no es tal, sino la apariencia que esconde que la realidad del Poder está en manos de los que han decretado la muerte del Pensamiento, para crear esclavos que finalmente serán exterminados por pura pasividad.

Las revoluciones siempre, siempre, han nacido antes en el Pensamiento. La muerte del Pensamiento, lo es de la Historia. Hemos entrado ya en la época oscura, donde la ignorancia y la superstición finalmente acabarán con esa misma ciencia y tecnología  que son imposibles en una sociedad que come mierda, piensa mierda y se refocila cuando es sepultada en ella.

Share

La Vida como Voluntad y Representación de la Casta

El mayor filósofo de todos los tiempos, Arturo Schopenhauer,  lo vió bastante claro. Vivimos en el peor de los universos posibles. Nuestras vidas son doblemente zarandeadas por el azar cosmológico de una voluntad irracional, a la que  él llamaba  la ciega Voluntad de Vivir,  der Wille zum Leben, y  en la sociedad humana, por la Voluntad de Poder, der Wille zur Macht, igualmente irracional y finalmente destructiva.

El individuo es insignificante,  totalmente prescindible en la naturaleza brutal, pues esta sustituye a unos individuos por otros en lo que Dante ya denominaba, el gentío interminable de los muertos anónimos que gritan en el infierno.

Por eso la Política siempre será un problema, pues es sólo la Erscheinung (apariencia, representación) de la Wille zur Macht, de la misma forma que nuestras acciones y hasta la propia razón lo es de la Voluntad Irracional de vivir.

El hombre moderno vive pues en la esquizofrenia de dos mundos igual de irracionales, que en último terminan por engañarlo y aplastarlo.  El primero, el biológico, sólo busca con su reproducción la propia conservación ad-aeternum de la Voluntad Irracional, el segundo, el social, satisfacer el ansia de dominio y poder irracional de la casta, con su sometimiento.

La única salida posible, como ya concluía Schopenhauer, es la renuncia  a la vida y la sociedad, es la única forma de ganarle a las dos voluntades irracionales, que lo dirigen todo.  Esto no significa el suicidio, ni mucho menos, pues el suicidio sólo mata a la apariencia de la Voluntad que es el individuo, pero no a la Voluntad en si misma, que es la realidad fuera del espacio-tiempo kantiano. A la Voluntad se la vence tomando consciencia de su existencia a través del Arte y nuestra propia introspección psicológica. Y en último término, desarrollando la ética de la compasión, Mitleid, es decir mirando al político como a un pobre miserable, conducido por la absurda Voluntad de Poder que lo esclaviza y finalmente machaca.

La renuncia no es pasiva, tampoco es resistencia, es superación y salida de la rueda eterna de los deseos, de la rueda vital de la rata. Nunca jamás lograremos meta alguna, pues una vez conseguida nos parecerá como si jamás hubieramos hecho nada. La contemplación, el Arte y la ética, son la clave para salir del circuito  irracional de la vida, y del de la casta.

Share

La neumotectónica: programando a las masas con el hiper-irrealismo

Vivimos en un mundo donde la apariencia más estrambótica se ha transformado en la realidad cotidiana.  Ocurrió algo semejante en las dos últimas décadas de la Unión Soviética. Estaba claro que el sistema había quebrado, sin embargo, todos,  desde los ciudadanos de a pie, pasando por los políticos del partido,  se comportaban con normalidad, ignorando la quiebra evidente. Al no tener un sistema alternativo al existente, aquel desastre era considerado como la única opción posible y la negación de la realidad, la respuesta natural.

En el mundo de 2017  lo virtual, la gran mentira se encuentra multiplicada varias veces.  Tras analizar someramente el sistema político, financiero y económico actual, un observador objetivo llegaría a la conclusión de que tal sistema está podrido hasta lo más profundo de sus raíces

En el mundo de 2017  lo virtual, la gran mentira se encuentra multiplicada varias veces.  Tras analizar someramente el sistema político, financiero y económico actual, un observador objetivo llegaría a la conclusión de que tal sistema está podrido hasta lo más profundo de sus raíces.  Su estupor, no obstante, no vendría de tal constatación, sino de como la masa, la gran mayoría, puede seguir creyendo en las supercherías que les cuentan sus políticos, economistas-sacerdotes, los medios de información, y en general, todos los charlatanes que dirigen ahora mismo el mundo.

Vivimos en un sistema financiero donde los grandes bancos quebrados simulan funcionar sin problema. Donde nadie ve que la política monetaria fraudulenta, impuesta por estos grandes bancos privados, junto a los bancos centrales,  es un puro engaño de consecuencias gravisimas para el futuro inmediato: el poner el dinero FIAT a tipo de interés cero, una medida excepcional y muy transitoria, se ha convertido en tratamiento crónico que todo el mundo considera normal y hasta producente.  Una monumental mentira que causa que la productividad siga estancada, los sueldos en continuo descenso y el trabajo basura la nueva normalidad que arrastra a la mayoría de los trabajadores hacia el  estado de  pobreza disimulada. La resistencia está formada por el hipster, escéptico con el main-stream, pero knockeado y sin respuesta efectiva (95 millones de personas en edad de trabajar en EEUU  están inactivas y son suprimidas de las estadísticas de desempleo, lo mismo vemos en el resto de los paises)

Los “rentistas-hegemones” son los amos de este mundo. Aunque la propaganda oficial nos hable de sistema capitalista, no es verdad. Los capitalistas industriales hace tiempo que perdieron el liderazgo político y socioeconómico, su lugar ha sido ocupado por los charlatanes apologistas del hiper-irrealismo y los rentistas extractores, que agrupados en monopolios y oligopolios parasitan a la economia, creando un no-mercado cerrado donde se dedican a apalear con tasas abusivas a los nuevos siervos de la gleba: el consumidor programado en el hiper-irrealismo, que luego acaba votando a los políticos que defienden los intereses de tal clase rentista extractora y parasitaria.

En un próximo artículo  explicaré como operan estos neumotectones deformando la percepción social de la masa, para que vea que el sistema quebrado en el que vivimos es el único posible y sin alternativa.

Mientras tanto no se pierdan este excelente documental: “Hiperrealismo”, quítenle algo de conspiranoia, y quédense con la evolución de los simples hechos que narra. Recuerden,  no se dejen hiper-irrealismizar, ni hipernormalizar

 

Share