Todas las entradas de: Dr Bubansky

¿Reconstruir la América Española?

Saliendo de la cueva de la Leyenda Negra.
España precisa en estos momentos, ante el hundimiento previsible del desastre de la UE, de unos dirigentes y una sociedad civil que una vez abandonado el dañino y paleto-paleo sueño de Europa, recuperen el sentido común y dirijan sus esfuerzos a reconstruir el espacio cultural y comercial con la América Española, al que realmente pertenecemos.

El obstáculo más importante lo tenemos en la leyenda negra que todavía se siguen tragando en los paises americanos hermanos. El primer objetivo, por tanto, debería ser agrupar desde España a todos los estudiosos científicos que, diseminados por la América Española, intentan difundir y contar lo que realmente ocurrió para que esta acabara siendo un  mosaico de repúblicas subdesarrolladas y en contínua pugna. Algo que en su día ya asombró a Alexander Humboldt y al mismo Charles Darwin. En España se está empezando, aún a estas alturas, a desmontar la leyenda negra para el gran público, con intentos muy meritorios como  la reciente obra de Iván Vélez, pero aún nos hacen faltan más como él. Aquí la primera de nuestras pequeñas aportaciones.

Que Inglaterra estuvo detrás de la auténtica guerra civil que asoló a las provincias americanas españolas no es una tesis conspiranoica ocurrente, sino que está sólidamente basada en documentos como La emancipación de Sudamérica de W. Burke, pero sobre todo,  el Plan General de 1711 -convenientemente ignorado en España-, donde una presumible alta autoridad inglesa desarrolla punto por punto lo que luego, un siglo más tarde, se aplicaría ayudando a Simón Bolívar a dividir aquel rico y próspero territorio en empobrecidas repúblicas, tal cual aparece detallado en el mencionado Plan General de 1711. El inglés sabía de la interdependencia entre los territorios de Nueva España, el virreinato del Perú-Bolivia, la zona de Uruguay y Paraguay, y lo que luego sería el virreinato del Río de la Plata (Argentina).

El comercio de la América Española en el Pacífico

Estaban al tanto de que la minería del Perú estaba sustentada por la provisión de carne y hierba mate de las zonas del Sur. A su vez que la minería, proporcionaba no sólo la commodity, sino la moneda franca, la onza de plata castellana, que posibilitaba el comercio con todo el Pacífico, en ese momento un mar español. La base de ese comercio la constituían los puertos de Acapulco y Monterrey en Méjico, junto con los de El Callao y Valdivia en Perú y Chile respectivamente. El eje de ese comercio iba desde Acapulco-Callao  a Filipinas, y de Filipinas a Japón y desde ahí hacia China y la India.  Todos estos territorios serían divididos luego de que el plan inglés tuviera éxito en el siglo XIX, acabando para siempre con aquella prosperidad que tanta admiración y envidia causó en las potencias rivales.

La respuesta de España al plan de 1711 fue la guerra de la independencia de las 13 colonias contra Inglaterra. Nunca será reconocido por parte de EEUU  la ayuda crucial que recibieron de José de Gálvez, el genial ministro de Carlos III,  Bernardo de Gálvez, el militar que salvó a George Washington del desastre militar y Pedro de Cevallos. Sin ellos EEUU jamás hubiera existido.

Aquello alargó la existencia de la América Española hasta principios del siglo XIX, más o menos. Justo las fechas de la expedición del naturalista Alexander Humboldt, que elabora un informe detallado preciosísimo, en el que se desmonta la leyenda de una América explotada y a punto de rebelarse contra España. Por el contrario, Humboldt afirma que, por ejemplo, en el Virreinato de Nueva España el salario medio era 4 veces superior al de su natal Prusia. Llega hasta a calcular las raciones de carne consumidas por aquellos mejicanos españoles,  5-6 veces superiores a  las que tenían los prusianos de la época.

Describe la ciudad de Méjico superior en todo a las principales urbes europeas: en urbanismo, cultura, número de hospitales, universidades y bienestar social.  Un progreso así era inimaginable en Londres, Paris, Roma, Berlín y Madrid.  Todo este avance , progreso , paz y felicidad,que fueron traídos por la civilización española, tan injustamente vilipendiada,  le mueve a escribir a su hermano Wilhelm en 1800 lo siguiente:  “No me cansaré de repetirte lo feliz que me siento de estar en la América Española. Puedo afirmarte que no hay parte alguna del mundo donde uno pueda vivir mejor y más dichoso que aquí”.

Si España lo logró una vez, puede conseguirlo de nuevo, de hecho ahora lo tiene más fácil. Debemos aprovechar internet para propiciar la comunicación clara y directa con nuestros hermanos del otro lado de la orilla de lo que hasta poco tiempo fue un mar español: el Atlántico. Cuba y Puerto Rico llaman a nuestra puerta y no debemos ignorarlos. El sueño al que cantó Humboldt, puede ser de nuevo el destino de España en la incierta Europa del siglo XXI.

Ya no hace falta prohibir el Pensamiento

El pensamiento ha muerto, ¡larga vida a la máquina!.   No ha hecho falta prohibir la filosofía, que nos enseña, por mucho que le pese a algunos eso que se llama pensar de una manera lógica y consistente. Sí, a través de las reglas de la lógica que ya descubriera el gran Aristóteles y la definición clara, distinta e inequívoca de los conceptos, sin la cual es imposible cualquier forma de razonamiento más allá del balbuceo verborreico.

La moda utilitarista de corte anglosajón que confunde la apariencia con la realidad, ha convencido, vía oligarquías económicas de cada nación, a las autoridades educativas de todos los países que lo que hay que formar no es pensadores, ni gente crítica, asertiva, sino currantes, esclavitos que sepan hacer 4 cosillas técnicas. Eso sí, las clases dirigentes se reservan para ellas la gran educación de siempre, la que les permite pastorear sin mayor problema a eso que por aquí llamamos el borregomatrix: asnos uncidos a sus norias que giran y giran pensando que son dueños de sus vidas, sin descubrir que han sido programadas por estos:

Te queremos borrego.

Y por estos otros:

Viva el votante, muera el ser pensante!

La cosa es que todo ese tesoro acumulado durante siglos, refinado y creado por los mejores pensadores del planeta, ya no interesa a casi nadie. No digamos el manejarse en las dos lenguas más perfectas que  ha dado occidente; el latín y el griego clásico, máquinas lingüisticas,  instrumentos no superados para producir arte, ciencia y filosofía, con los que los más grandes han escrito y formulado sus descubrimientos hasta bien entrado el siglo XVIII.

Todo lo que hoy se discute de economía, sociología, psicología e incluso ciencia y tecnología. Toda la base formal que explica nuestra moral y existencia sobre este planeta, todo eso  y más ha sido escrito en latín y en griego. Leer a los antiguos en el idioma original en que expresaron su sutil entendimiento es volverlos a la vida,  es salir con su guía de una ciudad contaminada y respirar el aire puro de la montaña, contemplando desde su inmensidad al resto como hormigas. La renovación espiritual, luego de tal excursión intelectual, es algo que no se puede describir, ni entender en una sociedad que ha destruido al pensamiento sustituyéndolo por el ruido,  por la verborrea política sin sentido,  por el  “yo pienso lo que me sale de los cojones”. Es el fundamentalisto democrático el que ha concedido a las masas analfabetas una libertad que no es tal, sino la apariencia que esconde que la realidad del Poder está en manos de los que han decretado la muerte del Pensamiento, para crear esclavos que finalmente serán exterminados por pura pasividad.

Las revoluciones siempre, siempre, han nacido antes en el Pensamiento. La muerte del Pensamiento, lo es de la Historia. Hemos entrado ya en la época oscura, donde la ignorancia y la superstición finalmente acabarán con esa misma ciencia y tecnología  que son imposibles en una sociedad que come mierda, piensa mierda y se refocila cuando es sepultada en ella.

La Vida como Voluntad y Representación de la Casta

El mayor filósofo de todos los tiempos, Arturo Schopenhauer,  lo vió bastante claro. Vivimos en el peor de los universos posibles. Nuestras vidas son doblemente zarandeadas por el azar cosmológico de una voluntad irracional, a la que  él llamaba  la ciega Voluntad de Vivir,  der Wille zum Leben, y  en la sociedad humana, por la Voluntad de Poder, der Wille zur Macht, igualmente irracional y finalmente destructiva.

El individuo es insignificante,  totalmente prescindible en la naturaleza brutal, pues esta sustituye a unos individuos por otros en lo que Dante ya denominaba, el gentío interminable de los muertos anónimos que gritan en el infierno.

Por eso la Política siempre será un problema, pues es sólo la Erscheinung (apariencia, representación) de la Wille zur Macht, de la misma forma que nuestras acciones y hasta la propia razón lo es de la Voluntad Irracional de vivir.

El hombre moderno vive pues en la esquizofrenia de dos mundos igual de irracionales, que en último terminan por engañarlo y aplastarlo.  El primero, el biológico, sólo busca con su reproducción la propia conservación ad-aeternum de la Voluntad Irracional, el segundo, el social, satisfacer el ansia de dominio y poder irracional de la casta, con su sometimiento.

La única salida posible, como ya concluía Schopenhauer, es la renuncia  a la vida y la sociedad, es la única forma de ganarle a las dos voluntades irracionales, que lo dirigen todo.  Esto no significa el suicidio, ni mucho menos, pues el suicidio sólo mata a la apariencia de la Voluntad que es el individuo, pero no a la Voluntad en si misma, que es la realidad fuera del espacio-tiempo kantiano. A la Voluntad se la vence tomando consciencia de su existencia a través del Arte y nuestra propia introspección psicológica. Y en último término, desarrollando la ética de la compasión, Mitleid, es decir mirando al político como a un pobre miserable, conducido por la absurda Voluntad de Poder que lo esclaviza y finalmente machaca.

La renuncia no es pasiva, tampoco es resistencia, es superación y salida de la rueda eterna de los deseos, de la rueda vital de la rata. Nunca jamás lograremos meta alguna, pues una vez conseguida nos parecerá como si jamás hubieramos hecho nada. La contemplación, el Arte y la ética, son la clave para salir del circuito  irracional de la vida, y del de la casta.

La neumotectónica: programando a las masas con el hiper-irrealismo

Vivimos en un mundo donde la apariencia más estrambótica se ha transformado en la realidad cotidiana.  Ocurrió algo semejante en las dos últimas décadas de la Unión Soviética. Estaba claro que el sistema había quebrado, sin embargo, todos,  desde los ciudadanos de a pie, pasando por los políticos del partido,  se comportaban con normalidad, ignorando la quiebra evidente. Al no tener un sistema alternativo al existente, aquel desastre era considerado como la única opción posible y la negación de la realidad, la respuesta natural.

En el mundo de 2017  lo virtual, la gran mentira se encuentra multiplicada varias veces.  Tras analizar someramente el sistema político, financiero y económico actual, un observador objetivo llegaría a la conclusión de que tal sistema está podrido hasta lo más profundo de sus raíces

En el mundo de 2017  lo virtual, la gran mentira se encuentra multiplicada varias veces.  Tras analizar someramente el sistema político, financiero y económico actual, un observador objetivo llegaría a la conclusión de que tal sistema está podrido hasta lo más profundo de sus raíces.  Su estupor, no obstante, no vendría de tal constatación, sino de como la masa, la gran mayoría, puede seguir creyendo en las supercherías que les cuentan sus políticos, economistas-sacerdotes, los medios de información, y en general, todos los charlatanes que dirigen ahora mismo el mundo.

Vivimos en un sistema financiero donde los grandes bancos quebrados simulan funcionar sin problema. Donde nadie ve que la política monetaria fraudulenta, impuesta por estos grandes bancos privados, junto a los bancos centrales,  es un puro engaño de consecuencias gravisimas para el futuro inmediato: el poner el dinero FIAT a tipo de interés cero, una medida excepcional y muy transitoria, se ha convertido en tratamiento crónico que todo el mundo considera normal y hasta producente.  Una monumental mentira que causa que la productividad siga estancada, los sueldos en continuo descenso y el trabajo basura la nueva normalidad que arrastra a la mayoría de los trabajadores hacia el  estado de  pobreza disimulada. La resistencia está formada por el hipster, escéptico con el main-stream, pero knockeado y sin respuesta efectiva (95 millones de personas en edad de trabajar en EEUU  están inactivas y son suprimidas de las estadísticas de desempleo, lo mismo vemos en el resto de los paises)

Los “rentistas-hegemones” son los amos de este mundo. Aunque la propaganda oficial nos hable de sistema capitalista, no es verdad. Los capitalistas industriales hace tiempo que perdieron el liderazgo político y socioeconómico, su lugar ha sido ocupado por los charlatanes apologistas del hiper-irrealismo y los rentistas extractores, que agrupados en monopolios y oligopolios parasitan a la economia, creando un no-mercado cerrado donde se dedican a apalear con tasas abusivas a los nuevos siervos de la gleba: el consumidor programado en el hiper-irrealismo, que luego acaba votando a los políticos que defienden los intereses de tal clase rentista extractora y parasitaria.

En un próximo artículo  explicaré como operan estos neumotectones deformando la percepción social de la masa, para que vea que el sistema quebrado en el que vivimos es el único posible y sin alternativa.

Mientras tanto no se pierdan este excelente documental: “Hiperrealismo”, quítenle algo de conspiranoia, y quédense con la evolución de los simples hechos que narra. Recuerden,  no se dejen hiper-irrealismizar, ni hipernormalizar