Desdramatizando lo de Cataluña

Está todo el patio alterado con el melodrama que se escribe estos días con letra catalana, y del que ya nos hemos cansado de advertir hasta la saciedad en Radio Ansite, mientras los demás medios miraban hacia otro lado ( aquí, aquí y aquí ). Como era de esperar ni puñetero caso nos han hecho.

Recordemos, dijimos que había que haber aplicado el manoseado artículo 155 en el momento en que a la manera de unos bucaneros del Caribe, los tres partidos separatistas llevaron a cabo su particular golpe de Estado sedicioso en las jornadas de la infamia del 6 de septiembre.  Para  a continuación,  haber detenido a los cabecillas golpistas e intervenir de inmediato la Generalitat y sus cuentas, con el objetivo de recabar pruebas de lo evidente:  el expolio y el saqueo corrupto de una de las administraciones más podridas de Europa, en connivencia con la oligarquía catalana promotora del separatismo.

En 1 semana se podría haber tenido una lista de figuras destacadas de esa oligarquía separatista con pruebas suficientes para dictar prisión preventiva contra el núcleo duro. Desarticulada la oligarquía catalana, principal instigadora del independentismo como corroborarían las investigaciones al respecto,se habría acabado con el peligro, y la imagen internacional de España sería la de un país eficaz, capaz de desarticular una banda organizada de políticos corruptos bajo el cover-up del secesionismo de pandereta para escapar de su condena por motivos sobrados, entre otros este.

En su lugar , Mariano Rajoy Brey optó por hacer el circo, ir a por los pezqueñines avivando el fuego, mientras dejaba libre a los cabecillas (ya decíamos que semejante estrategia era la propia de una persona afectada de idiocia crónica, o de la de un traidor que había pactado con los separatistas por motivos bastante claros: corrupción en común)

Sea como sea, al no desarticular a los cabecillas, Mariano Rajoy Brey cayó en la trampa y fue contra un referéndum que ya no podía parar a no ser por vía policial. Cosa que estaba esperando Puigdemont y los suyos para montar un horror-show, con atrezzo de Halloween donde no faltó ni la sangre de tomate, ni las heridas de photoshop, figurantes preparados para volcar toda la falsedad en twitter, fb y medios de información internacionales afines. Todo lo característico del manual del buen político totalitario. Poco importó que testigos fiables con los que hemos contactado nos dijeran que los policias fueron agredidos, insultados y los manifestantes usaron ancianos y niños como escudos humanos, algo que coincide con lo que están publicando otros medios. La imagen que se vendió fue la de una España africana de leyenda negra, y la de una Cataluña de ciudadanos libres reprimida por la nueva inquisición española

La batalla de la propaganda fue ganada por goleada por Puigdemont y sus esbirros. Ahora España tiene a toda la opinión pública internacional en contra, tal cual  buscaban los separatistas.

Dejémoslo claro ya no se puede aplicar el artículo 155 teniendo en contra una revivida leyenda negra contra España y un Puigdemont envalentonado como ganador moral. España, nos tememos, debe dejar largarse a Cataluña.  Y vamos a desdramatizar esa separación con cifras, no, no es para tanto, y a cambio puede tener efectos positivos:

España apenas va a notar económicamente la separación catalana. Al fin y al cabo Cataluña ya no es la sombra de lo que fue. De ser el 30% del PIB español durante los 60/70 ha pasado a representar sólo el 19% del mismo, aportando un 16% de la población española, -efectos de un autogobierno modélico, sin duda-. Es decir Cataluña contribuye tan sólo con un 3% del PIB español en términos netos, unos 30 mil millones de euros, realmente.

Algo que se compensará fácilmente, ya que la mayoría de las empresas y bancos que hay en Cataluña dependen de las relaciones comerciales y de servicios con el resto de España, por no hablar de monopolios de facto como el gas natural o inversiones en eléctricas. Sólo a Aragón, Cataluña exporta más que a Francia. En términos netos, Cataluña mantiene 20 mil millones de euros de superávit con el resto de España, que perderán desde el momento en que España rompa relaciones comerciales y Cataluña se quede fuera de la UE.

España se podría beneficiar recibiendo cientos de empresas, que crearían un millón de puestos de trabajo en el resto de España, al  mover fuera de Cataluña un 30% de su PIB actual, lo que dejaría la renta per cápita catalana a medio camino entre la turca y la portuguesa.  El paro de España, en cambio, pasaría del 17.5% actual, el oficial, al 12%.

Por otra parte Cataluña se vería privada de su financiación, ya que sus dos bancos principales (Sabadell y la Caixabank) cogen el 70% de esa financiación vital para la economía catalana del ahorro del resto de España,  que perderían y abocaría al régimen autocrático catalán a tener que acudir al mercado internacional de la deuda donde deberían pagar un 5% de interés, contra el 1,6% actual con España.

Por supuesto España no tendría porque dar pérdida batalla alguna.  En este caso no librar batalla alguna, es ganarla. ¿Cómo se hace eso?, pues simplemente aplicando ante la DUI del gobierno autocrático catalán las siguientes medidas, dejando que ellos se queden con todo el foco de atención, lanzados ya al abismo, de los medios internacionales y saliendo nosotros de él:

1.- ruptura de toda relación diplomática y financiera.
2.- ruptura de toda relación comercial. Las empresas y bancos que no abandonen Cataluña en 3 meses no podrán hacer negocios con España.
3.- los españoles que permanezcan en Cataluña más de 6 meses a partir de la DUI perderán su nacionalidad
4.- debido al caracter totalitario del régimen catalán se coloca de manera permanente en las fronteras aragonesa y valenciana al ejército para prevenir cualquier ataque o intento de ataque sobre estas regiones que forman parte de las reclamaciones territoriales del regimen autocrático catalán. La armada frente a las costas de las Islas Baleares
5.- Debido a que el régimen catalán ya ha declarado que no pagará la parte que le corresponde de su deuda, España no atenderá a ningún obligación de la Seguridad Social en ese territorio. Así mismo, la empresas radicadas en Cataluña que apoyen al régimen autocrático veran enajenado todo su patrimonio en territorio español.
6.- Veto de entrada en la UE.

 

Share

3 pensamientos en “Desdramatizando lo de Cataluña”

  1. Vale! ahora id preparando lo de Euskadi, Galicia, que resucite el MPAIC de Canarias…
    También harías con esas nazimedidas daño a los no catalanes y sus familiares que no son pocos. Y a los del no.
    Eso, eso, mete el ejército compuesto por inmigrantes porque los españoles, tan patriotas ellos, no quieren estar en el.
    Y los catalanes han cotizado ¿no? pues a pagar!!!
    Se os ve el odio irracional, enfermizo. Yo, tengo la suerte de ser neutral, de otro país, en Catalunya no detecto ni he detectado desde que vengo en 1976 esa mala leche tan grande como en España contra Catalunya. Si mucha resignación. Muchos de vosotros habláis por boca de ganso.
    Y bueno Pepe, ya tienes ahora más en común con Pepe López que el nombre de pila.

  2. Todo lo q entra x puerto hacia España x otro puerto , aeropuerto,Zaragoza tendría más vuelos.,

    tren a Francia x el deseado canfran. No si al final nos harían un favor, pero no tienen culpa los no nacionalistas así q no queda otra q los políticos hagan bien su trabajo

  3. Creo que no estaría mal esa idea. Lo lamentaria por muchos que no están de acuerdo con los golpistas y no podrán salir, pero es lo que se merece ese régimen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.