El engaño de la renta básica universal.

robotkterobo

Cuando  a uno le dicen eso de que los robots le van a quitar el currele, inmediatamente piensa en un bicho simpático y torpón como el de arriba.  El enemigo  letal, sin embargo, carece de  cara, de una forma fácilmente reconocible: es un algoritmo o unas cuantas líneas de código escrito en  lenguaje de programación común para automatizar cualquier proceso que se ejecute en las redes.  Y no hace falta llegar al 2040, como apunta el célebre artículo de los de Oxford,  ahora mismo, por ejemplo,  el movimiento en la  mayoría de las bolsas del mundo es realizado por algoritmos, que en cuestiones de milisegundos realizan cientos de transacciones, lo que en inglés se llama high frequency trading. Aquellos villanos brokers de películas ochententeras como la de Wall Street,  han sido tragados por los algoritmos de hoy.

¿A ver como hacen esta película con algoritmos ?
¿A ver como hacen esta película con algoritmos ?

Y lo mismo ha pasado ya con muchos de los llamados white collars jobs, trabajos cualificados de oficina. Su sustitución por algoritmos es ya un hecho.

Los políticos como de costumbre reaccionan tarde y con la solución falsa.  No podía ser de otra manera, siendo como son títeres de las mismas grandes empresas, que aplicando esa automatización, están arrasando con el humanoide currante.  Cada vez se necesitan menos humanos, y en consecuencia, la riqueza que generan esas empresas se reparte cada vez menos con los trabajadores, ergo, concentran todo el capital en sí mismas.

Sí, como lo leen, concentran capital, destruyen empleo, y encima se pasan la fiscalidad por el forro, con todo tipo de subterfugios para declarar 4 duretes en el país donde hacen el negocio, mientras colocan la matriz en Holanda o Irlanda.

Todo esto implica que veremos un aumento brutal de la  diferencia de la distribución de la riqueza, medida por la comparación entre la renta de capital (lo que las empresas se embuchan para si) y la renta del trabajo (básicamente los sueldos de los currantes, el Wage Share de la gráfica de abajo).

El capital concentrado en menos manos. Y los trabajadores al paro.
El capital concentrado en menos manos. Y los trabajadores al paro.

Bueno, ante una cosa de estas dimensiones, los políticos han decidido ponerse del lado de las mismas empresas beneficiadas con este dislate.  En vez de salir con ideas que nos beneficien a todos, como por ejemplo, una participación accionarial del Estado en las mismas, con control democrático , para que algo de los brutales beneficios generados por esa automatización se reparta entre la población, que vendrían a ser accionistas.  Tampoco se les ha ocurrido aplicar impuestos a las empresas que ahora mismo no pagan un durete en muchos países, eso sí los currantes no se escapan de “Hacienda no son ellos”.   Abandonemos toda esperanza, jamás un grupo de políticos ha beneficiado a la  humanidad liberándola de su esclavitud, más bien ha pasado siempre al revés.

Demasiado bonito, pues, pensar que la tecnología nos va a beneficiar con esta gentuza teniendo el Poder.  Políticos que ni siquiera tienen opinión propia, se limitan a reproducir como loros la de los magnates tecnológicos como Elon Musk, esto es que el Estado con nuestro dinero nos pague – en vez de hacerlo estas multinacionales de la tecnología-  migajas, para mantener la máquina del consumo funcionando, y hacer posible lo imposible: la cuadratura del círculo en el capitalismo, que el mercado siga girando con un puñado de ricos, y la mayoría desempleada pobre como ratas.

Van apañados. La desigualdad de riqueza que se viene encima, generará revoluciones como ha pasado siempre a lo largo de la Historia.  Mucha maquinita y mucho algoritmo, pero la humanidad, o mejor dicho una parte de ella, los políticos y los ricachones, siguen repitiendo los mismos errores, y si no lo creen, echénle un vistazo a lo que ha descubierto  Turchin en sus recientes trabajos, merece la pena.

Share

Un pensamiento en “El engaño de la renta básica universal.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.