El Fracaso de las Autonomías termina con España

El R78 se hunde con el Estado de Partidos y con la organización territorial de las autonomías creada por este para repartir a cachos el país entre la oligarquía política nacional y la local.  No hubo razón ni política, ni económica , ni social alguna para el troceado autonómico del país, sólo la ambición de los políticos, los hombrecitos del 78, que luego de haber conquistado el Estado como bien patrimonial de los partidos estatales, se dispusieron a repartirse el territorio España como una mafia. Por eso es que Roberto Saviano no encuentra diferencia entre la mafia política española y la mafia internacional que tiene su paraiso en España.

El resultado de aquel disparate, producto de unos mentirosos sociópatas y amorales, lo vemos ahora, y  no sólo es el desastre económico, la ruina encubierta con la mayor deuda generada jamás en la historia de España, más incluso que cuando España era un Imperio que luchaba contra el mundo entero, sino que amenaza con el asesinato de una nación de más de 5 siglos de historia que ha resistido toda suerte de calamidades hasta que le cayó encima el que podría ser su némesis:  el R78.

El desastre autonómico no reside en el supuesto robo que con tanta vehemencia denuncian los nacionalbolches catalanes, de hecho si vemos la balanza fiscal el trato le sale muy bien a Cataluña, que realmente tiene un déficit fiscal carga-beneficios de menos de 300 millones de euros, lo que realmente pagan los catalanes, es decir contando todos aquellos servicios de los cuales se benefician los catalanes aunque no estén en Cataluña(Ejército, Hacienda, Seguridad Social etc )  , nada que ver con la mentira que propala la Generalitat a costa del saldo fiscal por flujos monetarios, eso de que ellos  aportan 5% de su PIB al resto de España ( aún así menos de 10 mil millones de euros, la mitad de lo que aporta la comunidad de Madrid), cifra que aunque fuera verdad, que no lo es, la compensa muy bien teniendo acceso privilegiado al mercado interno español del que saca 20 mil millones de euros de saldo positivo  y que no podría compensar de ninguna manera con exportaciones a otros paises, quedándose entonces con 16 mil millones de euros de déficit comercial.  Por no hablar del mayor riesgo que tendría que asumir por su deuda, y que ahora le costea España a 1,6% de interés y no al casi 5% que actualmente deberia estar pagando una Cataluña hiperendeudada y con una de las administraciones locales más corruptas de toda Europa.

Cataluña sufriría pues una depresión económica brutal, agravada por la presencia de los antisistemas y anticapitalistas en el nuevo gobierno (CUP y cia), algo que no tuvo en cuenta el Credit Suisse, como publicó die Welt,  al estimar una reducción entre el 25% -30% del PIB de la nueva república catalana de freedonia, hoy hubiera sido peor, alguién se imagina al dúo Anna Gabriel y el Junqueras a cargo de la cartera de Economía?. Y es que  lo lógico debería ser que unos gobernantes no jugasen de manera tan irresponsable con su región, y actuasen por la misma razón que  las empresas potentes buscan la unión: para hacer un grupo mayor donde si vienen mal dadas, el resto ayude al que pasa por una crisis económica, y que por tanto, se tenga garantias y seguridades que no se tendrían yendo por solitario.  Esto la Generalitat lo sabe muy bien, aunque se cuide de no decirlo. Pero en Cataluña hace tiempo que la discusión ha dejado ser racional para centrarse, como todo mantra ideológico totalitario, en lo sentimental e identitario, es decir en lo irracional ese veneno inoculado por los agitadores, dictadores y estafadores con el que cimentan su poder sobre la masa borreguil. Vean si no como la sectaria Mónica Terribas, que cobra 400 mil euros al mes por dirigir el panfleto radiofónico de la Generalitat, radio Catalunya, se lleva una paliza diálectica monumental  a cuento de todos los disparates,de los que ella es portavoz, con los que la feudo-casta catalana le ha tomado el pelo a los catalanes:

No vamos a mencionar tampoco el abuso total del abusivo tratamiento foral gracias al cual a País Vasco y Navarra les pasa como a los ricos defraudadores que les sale encima a devolver en la declaración de la renta,  de tal manera que contra el tópico generalizado, al final, sí, un extremeño termina por pagarles una autopista en Bilbao y todos los gastos estatales que tendrían que asumir si el PV fuera realmente independiente.

Dada la brevedad del artículo, vamos a  seguir con el tema del monstruo autonómico, cuyo desastre no está en las balanzas fiscales, como se empeñan en insitir los nacionalistas,  sino en la  catastrófica descentralización sin control (un 66% de las competencias estatales están descentralizadas) , o mejor dicho bajo el control de las corruptas oligarquías locales, cuyo resultado es mucho más  gasto y mucha más deuda. Es el precio que hay que pagar por la red clientelar de enchufados y parásitos que en total suman anualmente un sobrecoste de unos 50 mil millones de euros y 110 mil millones de euros el gasto total autonómico, el 10% del PIB español, eso mantiene amarrado el voto que fundamenta la existencia dinástica de los partidos que reparten la pitanza, aunque condene a un paro inaceptable a comunidades llevadas como cortijos por los partidos del Régimen. Andalucía es un ejemplo palmario de como se puede empeorar en todos los indicadores posibles luego de 3 décadas de gobiernos ininterrumpidos del PSOE hasta llegar a situaciones como esta:

Pero el desastre principal de las autonomías es el político que crea unas brutales desigualdades entre regiones, de tal manera que se rompe con el concepto de isonomía y ciudadanía, retrotrayéndonos a épocas pretéritas donde la suerte del vasallo dependía del feudo donde había nacido.  Tener 17  miniestados es fantástico para las oligarquías y las cacicadas locales, pero pésimo para el ciudadano que se ve reducido a ser un juguete cuyo derechos , obligaciones y privilegios son decididos por los nuevos señores feudales que, gracias a la corrupción y al poder sin control alguno que les da el R78 tienen un poder absoluto sobre la vida de sus vasallos. Poder de mediocres ambiciosos que al final ha  conducido  a empobrecer a todo un país dividido y fragmentando en mercados y marcas feudales.

Las Autonomías finalmente no han servido más que para enfrentar a unas partes del país contra otras en una especie de guerra civil de baja intensidad, una sospecha odiosa permanente contra la comunidad vecina – de hecho ni en EEUU, Alemania, Canadá el odio y el egoismo ha llegado al punto que entre nosotros, en estos paises no se publican balanzas fiscales entre Estados para echarse en cara quién paga más- a diferencia de estos en la Hispania autonómica todo el mundo sale apaleado menos ellos: los Junquera, Puchis, Mas, Aznares, Rajoyes, Zapateros y los que están detrás, los verdaderos amos. Sólo la Democracia basada en separación de poderes y representatividad directa del ciudadano puede solucionar  lo que son problemas ficticios creados por las cacicadas políticas, pero que tienen efectos reales y perniciosos, entre ellos el más grave: la destrucción de la propia nación política.

Share

Un pensamiento en “El Fracaso de las Autonomías termina con España”

  1. las autonomías son una trampa donde todo el que no sea de ella es odiado y ninguneado. Me refiero a todas las del Norte, donde la peste del odio es fuerte, quizá porque son las regiones más aisladas del resto y más atrasadas culturalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.