¡Necesitamos un muerto!

En El Raval, como en toda Barcelona tantas veces durante el invierno, ha alboreado el frío junto a la claridad del sol, que no consigue introducir sus rayos en estas estrechas calles que tanto saben de humedades. Cuántas veces habré subido las escaleras de piedra del viejo edificio donde vivo. Cuántas veces al quiebro del Alba. Con las venas repletas de alcohol y oscuro. Pero eran otros tiempos, aquellos del Barrio Chino, con orines recorriendo cuesta abajo el empedrado, chicas vendiendo sus cuerpos y escaparates de sucios cristales donde podía observarse ropa interior sexy, preservativos y unos suspensorios blancos que siempre me llamaron la atención. Recuerdo que solía pasarme más temprano por La Bodega Bohemia, en la calle Conde del Asalto – hoy Nou de La Rambla – para escuchar cantar viejas melodías de bocas ajadas que, imaginaba, abandonaban la dentadura en un vaso de agua cuando terminaba aquel show propio de un decadente Cabaré de Fellini o Visconti. Vivía ya su agonía. Como Von Aschembad en la novela de Thomas Mann, La Bodega se fue muriendo, no del cólera sino de tiempo y progreso. Pero por allí pasó la Sarita Montiel, los fachas del Marqués de Villaverde y Fraga y hasta Salvador Dalí y Gala. Creo que fue en marzo o abril de 1998 cuando se cerraron sus párpados. En 2002, ya en el siglo XXI, dejó la tumba, sus huesos se resquebrajaron y se convirtieron en polvo. Había nacido en 1920, así que vivió 78 años. Uno más que mi padre.

Hace un par de semanas compré en Cash Converters una de esas cafeteras que funcionan con cápsulas. Es pequeña y puede acomodarse bien en estos pocos metros cuadrados donde vivo. Está nueva, es roja y me costó un tercio de lo que vale por ahí. En este bonito aparador que encontré abajo en la puerta tengo las cápsulas ordenadas por aromas. Ahora me voy a tomar un arábiga y me pongo en marcha. Estoy un poco preocupado porque el paro se me acaba dentro de tres meses … i la cosa està ara molt fotuda. Un paleta ya no tiene nada que hacer salvo un arranjament per aquí i un altre per allà per anar menjant. Esto lo tenemos que hacer petar cuanto antes o nos vamos a morir de hambre. Los españoles nos están jodiendo y, si encima tenemos que ayudar a los hermanos inmigrantes … Esos cabrones de la Generalitat y el Parlament sí que viven bien, pero les faltan cojones. Tenemos que echarnos a la calle de una puta vez y que le den por culo al Tribunal Constitucional. ¡Coño, la mare que em va parir! ¡Que aquesta tarda tenim la reunió a Sants!… ¿Dónde está el puto papel?… Joder, lo metí aquí para que no lo viera nadie y casi se me pasa. Lo tenía que haber puesto con uno de los imanes en la nevera … con algo delante que lo ocultara … Bé, vaig a moure que tinc per feina …

¡Hay que joderse cómo están Las Ramblas!… ¡Cony, ja li he donat a un munt de gent. Si et dono a tu, no menjo avui! … No hay más güevos que salir a la calle tío. Ho tinc molt clar … los Mossos se pasarán con nosotros cuando los obliguen a cargar. Esta tarde suelto ya mi idea … no sé si alguien más habrá pensado en ello, però no tenim una altra alternativa … Ahora no hay tiempo para reorganizar Terra Lliure … No, ni de coña, passaríem anys fent el gilipolles. És el moment d’actuar i hem de fer-ho per collons… Aquí está ya el Metro … ¡Jo! ¡Qué edificio! … aquests cabrons viuen mil vegades millor que jo … Procés, independència, llibertat i tot això, però jo amb tres euros a la butxaca … la meva vida canviarà… ¡em cago en la puta mare que va parir a Espanya!

Bien, todo eso que habéis dicho está muy bien. Mol be … I, a on ens portarà? Fins quan permetrem que Madrid ens segueixi donant per cul? … Yo estoy muy tranquilo
Albert, pero también estoy indignado. Esto hay que moverlo ya y rápidamente. No us heu assabentat que a Felipe aquest ja no l’escolten ni els espanyols? És la nostra oportunitat. Tenim ara nostre millor moment … Y voy a explicaros por qué: Ada está echando a los militares y a la Policía de todos sitios, tenemos un mártir, entre comillas, que conoce toda Espanya: Joan Coma, y también se están celebrando concentraciones en muchas ciudades … Pero, lo más importante: Tenim el que ha dit Montse Venturós. Això passa per l’enfrontament civil amb Espanya … ¿Y sabéis qué nos hace falta para ello? ¿Sabéis lo que nos falta para poder mover a las masas? … No, no ho sabeu. No teniu ni puta idea …ni puta idea … ¡Nos hace falta un muerto! Ens cal un mort! … Cuando lo penséis y toméis una decisión, si te parece tú mismo me llamas Xavi… Jo ara me’n vaig. Estic fins als collons de reunions que no serveixen per a res. ¡Adéu!

(Cuento de Fin de Año)

(Foto: Trabajo sobre una instantánea de Andrés Serrano.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.