Archivo de la etiqueta: conexión global

Jose Manuel Soria y las claves de la corrupción política

Necesitamos urgentemente tu donación para seguir produciendo programas como este, gracias: https://www.paypal.me/RadioAnsite

Entramos a fondo en el caso de los “Papeles” del ministro Jose Manuel Soria de la mano de un testimonio directo. Las claves horrendas y siniestras, que se tratan en el programa, son fundamentales para entender como se ha perpetrado la corrupción de todo el Régimen del 78. Imprescindible.

Con Jorge Batista Prats, Isidro Fuentes y Pepe Crespo.

 


Perder los papeles

Por DPM.

La reciente publicación de “Los Papeles de Panamá” no hace más que confirmar lo que muchos ya sabían desde tiempos inmemoriables: muchos partidos políticos no son más que una plataforma para optimizar el lucro personal a través de una red de contactos y organizaciones públicas y privadas con décadas, quizás siglos, de experiencia en el “mamoneo” del erario y el poder del Estado. Si, todo ello financiado con dinero público y sobornos ya estandarizados a cambio de más dinero público, entre otras prácticas  mafiosas de “corbata de seda” como fácil acceso a redes de blanqueo y evasión de los capitales obtenidos.

Ya no es el particular el que soborna al político de turno, es el propio político el que ofrece al interesado acceso a adjudicaciones, subvenciones, recalificaciones o cargos bien pagados en la Administración, a cambio, eso sí, de pasar por la caja B para que el hurto no parezca tal, para ocultar el hecho tras una espesa burocracia.

Por lo general incluso salidas honrosas son ofrecidas para los peores casos y no faltan las plantillas para discursos o excusas en los medios. Como muestra la carta enviada a los medios por el buffete objeto de la filtración, Statement-Regarding-Recent-Media-Coverage_4-1-2016 (PDF), pero bastaría con revisar la hemeroteca, televisiva, radiofónica o introducir una simple frase en el buscador habitual para encontrar infinidad de hipócritas y desvergonzadas declaraciones de inocencia (que contrastarían brutalmente con las carcajadas del sujeto tras escuchar las excusas de algún pobre diablo tras robar una gallina). El sistema está bien organizado, pero caduco.

Foro economía

La corrupción en otros países, o en la Historia, que muchas veces ha servido de atenuante, ya no justifica estas prácticas. No cuando las ciencias modernas nos permiten demostrar empíricamente que corrupción y pobreza van siempre de la mano. Atrás quedó la excusa de la ignorancia o de la sumisión al sistema. Hoy por hoy prácticamente cualquier persona tiene acceso a información suficiente como para comprender lo obsoleto de la situación: qué más podría esperarse de alguien que aparenta un alto nivel cultural y social y que se presenta a unas elecciones en un país integrado en la Unión Europea. Más aún cuando el candidato ofrece a sus votantes un país moderno, avanzado y rico. O quizás sea que ese discurso sólo se dirige a las masas aborregadas, quizás el discurso ofrecido a los más allegados, ya en privado, no sea precisamente ese, sino con toda seguridad otro con un país más parecido a aquellos del Antiguo Régimen en los que unos son nobles y otros plebeyos. Unos trabajan y otros viven de los impuestos.

Eran sin duda otros tiempos. La vida era dura y podía perderse en cualquier momento, los recursos escasos (debido a la impotencia de un ser humano aún más cerca de su etapa prehistórica que de la modernidad frente a una todopoderosa Naturaleza) y manguerra_orcostener escasa la población privilegiada era la única salida imaginable por aquellos individuos para superar las constantes épocas de escasez. La guerra era una obligación, bien para defenderse o bien para ser el atacante que busca los recursos que sus allegados ya no tenían otra forma de conseguir. Engañar a las masas para que se preparen para todo ello, organizarlos para que se mantengan unidos, cultiven, construyan y luchen por el bien común (y principalmente por el de los que más tenían que perder) era una necesidad. Quizás no hubiera otra forma de hacer las cosas, aunque siempre la hay.

Pero los tiempos han cambiado…

 

Share