El sistema educativo que produce zopencos y pijo-ninis

Pijo-ninis con vocación de youtubers

El sistema educativo, o mejor dicho instruccional, que tenemos en España es un puro fraude perpetrado por los funcionarios del Ministerio de Educación afectados de psicopedagogitis deliroide con el objetivo de adoctrinar, que no de enseñar

 

El sistema educativo, o mejor dicho instruccional, que tenemos en España es un puro fraude perpetrado por los funcionarios del Ministerio de Educación afectados de psicopedagogitis deliroide con el objetivo de adoctrinar, que no de enseñar.  Deliroide porque a pesar de que la realidad les destroce irrefutablemente sus peregrinas teorías  pseudocientíficas educativas, siempre encontrarán una excusa, un falaz argumento ad-hoc, en definitiva, un culpable al que echarle el «marrón» de la debacle educativa que han creado:  y así te sueltan a la cara  que es la falta de presupuesto lo que impide que sus teorías se apliquen con éxito, a pesar de que los datos digan lo contrario: España gasta más relativamente por estudiante que Alemania, Finlandia o Francia. Bueno, cambiarán entonces de tercio, es la falta de actitud de los padres, o, el lugar común por excelencia: «el malvado sistema capitalista que los ha pervertido a todos, padres e hijos, a todos».

Uno empieza a comprender la mente de estos funcionarios instruccionales estatales cuando al leer esos libritos de la ESO, de las antes llamadas humanidades,  en lugar de hechos, observaciones y experiencias históricas, sólo encuentra tendenciosidad ideológica y sesgos partidistas que se hacen pasar por axiomas: «el empresario es un delincuente«,  «el mercado una estafa«, «El Estado es bueno, la empresa mala».  Ridículas simplificaciones, que anatemizan la responsabilidad individual,  la lucha personal por mejorar y ser más sabio en la vida, por producir bienes y servicio de utilidad a la comunidad. No, aquí lo único deseable es perseguir empresarios y el objetivo en la vida del joven, ser funcionario, exactamente como los adoctrinadores: «sé parte del cuerpo de comisariado político estatal, join us

Uno  empieza a comprender la mente de estos funcionarios instruccionales estatales cuando al leer esos libritos de la ESO, de las antes llamadas Humanidades,  en lugar de hechos, observaciones y experiencias históricas, sólo encuentra tendenciosidad ideológica y sesgos partidistas que se hacen pasar por axiomas

La lógica consecuencia de esta barrabasada monstruosa la estamos ya sufriendo. Los jóvenes intuyen que estudiar no sirve para nada, y en parte tienen razón: en el sistema instruccional estatal que los partidos políticos se han sacado de la manga, estudiar ya no sirve para aprender a formular el propio pensamiento siguiendo las leyes de la lógica, para expresarlo con corrección gramatical y sintáctica, para manejar los conceptos sabiendo definirlos y clasificarlos. De eso nada, la instrucción estatal en España sólo sirve para crear zopencos y ninis pijos. Futura carne de youtuber hedonista, con una  Weltanschauung que Gustavo Bueno ya definía como de «pensamiento Alicia en el país de las maravillas«.

El sistema instruccional español está quebrado irremisiblemente. Como el propio Régimen del 78 pensado para beneficio de los políticos, el educativo está concebido para justificar los sueldos y los privilegios de los funcionarios, cargos políticos y empleados apesebrados en él. Han logrado cargarse el pensamiento, por considerarlo inconveniente, y en su lugar, no logran formar ni siquiera mediocres técnicos. Sólo un sumiso rebaño de votantes y futuros funcionarios para completar el cierre del círculo vicioso.

Nadie te va a salvar, Nini, aunque tú ya lo intuyes y protestas a tu manera.

Share

7 comentarios sobre “El sistema educativo que produce zopencos y pijo-ninis”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.