Hacia la muerte inmediata de la UE

La marea ha cambiado y ahora va en contra de la singladura del Euro y de la tripulación corrupta de Bruselas.   La primera perforación contra el eurotitanic  se le metió el Brexit, que no fue una premonición, sino la constatación del hastío de una clase media olvidada por los políticos, que ha caído en manos de los mal llamados populistas, es decir,  de aquellos que yendo en contra de los medios del establishment, y valiéndose del contacto directo con sus electores y el uso de los medios alternativos de internet, consiguieron doblegar la hegemonía cultural de la poderosa oligarquía política profesional socialdemócrata, que pensaba que defendiendo a toda minoría social, por estrambótica que fuera, y soltando homilías llenas de moralina de pseudoizquierda, tenía asegurado el voto de la mayoría.

Y lo hemos comprobado, el Brexit se volvió a repetir en EEUU con la elección de Donald Trump. Y no es casual que Trump copiase las tácticas de Nigel Farage -el artífice del Brexit-  que estuvo todo el tiempo aconsejando al equipo del actual presidente de los EEUU, para saber como acercarse al votante olvidado por los grandes partidos y políticos profesionales.

No es que Nigel Farage sea un genio siniestro, sino que simplemente se ha dado cuenta que la marea, y los vientos de los 4 puntos cardinales soplan en contra del Establishment inglés, usano y ahora, del de la Unión Europea.  Le Pen en Francia puede ganar en una lucha electoral que inteligentemente ha convertido en una discusión sobre el Frexit, la salida de Francia de la UE y los problemas reales que está sufriendo el francés medio, mientras que sus contrincantes, fuera de juego, responden con insultos y moralina, mismo error que el cometido por el establishment de EEUU e Inglaterra. Y ciertamente, todo indica que el nivel de hartazgo de los franceses no es menor que el de ingleses y usanos.  En Francia también existe una clase media olvidada en proceso de descomposición y depauperación, mediáticamente relegada a favor de colectivos y grupitos marginales que acaparan la atención del poder institucional, con los que juega  para dar un cartel publicitario de progresismo, que luego falta en la política regresiva y ultraconservadora que practican.

Toda esa mayoría olvidada y cabreada en Francia, va a ir a caer en los brazos de Le Pen.  Lo mismo veremos en Holanda (Duxit), en Dinamarca(Daxit)  y en Suecia (Sexit ??),donde se celebrarán referéndums sobre la salida de la UE.

Lo más probable en que en muy poco tiempo nos acordemos del Euro y la UE, como aquellas imágenes en blanco y negro de una dictadura que se creía  invencible a través del NO-DO.

Share

3 comentarios sobre “Hacia la muerte inmediata de la UE”

  1. Inevitablemente cierto. Pero cabe una reflexión: la casta que nos ha llevado a esta situación actual de desigualdad económica ya ha triunfado, ya es «millonaria» y autosuficiente; no nos engañemos pensando que una nueva horda de líderes no nos llevará de nuevo por el mismo camino, desde la más cerrada autarquía hasta la nueva unión mundial. Y que dicha nueva cruzada no volverá a dejar vencedores y vencidos.

    Las preguntas que surgen son:

    ¿es posible la autosuficiencia económica para todos?

    ¿puede(n) un(os) líder(es) garantizar el bienestar común?

    ¿permitirán los «acomodados» la desaparición de «su» servidumbre?

    Pero no basta con responder «sí» o «no», sino también «como», aún a sabiendas de que nunca antes se haya conseguido. Especialmente la tercera pregunta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.