Hacia una sociedad infantilizada

Bienvenidos a nuestra nueva sección de Opinión. En ella daremos entrada a información que, o bien puede ser independiente de nuestro podcast, o bien relacionar varios programas entre sí. Este es el segundo caso.

Ninis

Recientemente, en uno de nuestros siempre (lo intentamos al menos) polémicos audios, hemos tenido ocasión de hablar sobre los jóvenes y la sociedad en:

Ninis, Borregomatrix y Narcopolíticos

y además hemos comentado también el fenómeno Trump en:
El Trumpetista

¿Tocará Donald la “Trumpeta” del Apocalipsis?

donde entre otros temas tocamos el lenguaje utilizado por el entonces candidato a la Casa Blanca durante su campaña.

Aportamos, al respecto de ambos temas, el siguiente link externo sobre la infantilización de la sociedad a través de estrategias lingüísticas y en concreto del uso y abuso de lo considerado como «políticamente correcto o incorrecto», en el que, en torno a la figura de Clint Eastwood (y una de sus películas), se genera una polémica que, si bien ya Chomsky nos ha advertido sobre el particular en múltiples ocasiones, no cabe duda debe preocuparnos:

¿Y si Clint Eastwood tuviera razón? Hacia una sociedad adolescente.

«El irresistible avance de la corrección política es una señal muy potente que nos advierte de la infantilización de la sociedad occidental, reflejada con pavorosa nitidez en su universidad, de donde precisamente proviene».

«Numerosos profesores norteamericanos son censurados o expulsados de las universidades porque sus discursos, o siquiera sus apreciaciones, turban a un alumnado cada vez más sobreprotegido e infantilizado».

«Es un error juvenil confundir los nombres con las cosas. Las palabras son sólo signos convencionales para identificar objetos o hechos: son estos últimos los que cuentan».

 


DPM.

Share

Un comentario sobre “Hacia una sociedad infantilizada”

  1. Parece indudable que la sociedad vive inmersa en una burbuja informativa que deforma el conocimiento sobre mundo que le rodea. Y lo peor es que los que controlan la burbuja no tienen ni idea de lo que hacen.

    Por desgracia pocos tienen tiempo suficiente para perforar la burbuja y acceder a información independiente (o al menos diferente) para poder contrastar y hacerse una idea más veraz de la realidad.

    Sólo gracias a Internet y a sitios que no dependen del Gran Capital podemos entrever la realidad. ¡Ánimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.