R.A.L.F. nº 1 [ La Revista Mensual Censurada por el Régimen ]

Descargar RALF nº 1.

Contenido:

  • Artículo
    La trampa del sexo: del amor al mercado sexual
  • Relato
    Althon O´Doherty, el primer nuncafolllista federado
  • Relato
    Falfamar: la increíble historia de un alfa menguante
  • Artículo
    Y la feminazi parió un desierto
  • Relato
    Seso, sexo y saxo para Bourbon Street
  • Relato
    Adelaida y la maldición del carrusel
  • Relato
    La iniciación de un macho alfa

ralf_1_portada

EDITORIAL

¿ Por qué participar en la defensa de la más absoluta libertad ?

Radio Ansite – La Fundación consolida su proyecto informativo con una página WEB y una Revista Premium

Desde que Radio Ansite dio a luz su palabra a quienes quisieron escucharnos, no hemos dejado de crecer, lo que nos llena de satisfacción y agradecemos a todos desde el primer momento de este texto. Sin autocomplacencia ni ombliguismo de ninguna clase, podemos legítimamente enorgullecernos de una cosa: el trabajo bien hecho pronto da resultados. Así, ya somos un referente de primera línea – ahí están los datos – en lo que se refiere a la práctica de un periodismo serio, riguroso, documentado, alejado de cualquier servidumbre, barrera, muro y corrección política. Ni somos de nadie ni estamos con nadie. Ni somos partido ni somos secta. Somos, sin pedantería alguna, estudiosos, pensadores y analistas a los que lo único que les preocupa es el compromiso con la búsqueda de la verdad y la libertad. Más aún, cuando se trata de enfrentarnos a temas considerados tabú por el régimen y sus voceros, en el caso de España, y de la Corporatocracia esclavista a escala mundial. La reflexión y la cultura no conocen fronteras. Jamás fue Radio Ansite un proyecto coyuntural orientado a defender tal o cual postura. Tal o cual ideología. Tal o cual interés económico. Con grandísimas dificultades de financiación, gracias a las ayudas de donantes de todas las partes del globo, hemos conseguido mantener en la red, en la radio por Internet, una voz que no acepta ser pisoteada ni obligada al silencio.

¿Problemas técnicos? Los conocemos. ¿Problemas de tiempo y trabajo? También. Pero ahí hemos estado semana a semana con una vocación que ahora se ve alentada y fortalecida. No apostamos por la indolencia y el conformismo, tampoco por la violencia, pero hemos dado un nuevo paso con espíritu rebelde y revolucionario: disponemos de una página WEB, que centralizará todas nuestras actividades, y de una Revista Premium donde se fijarán artículos, crónicas, perfiles y reportajes de todo tipo. Aquellos que aborden temas que, a nuestro juicio, interesen a los ciudadanos en general y lo que hayamos tratado por la radio, en particular. Porque la sociedad civil ha sido degradada y marginada a tal extremo que la situación es del todo despreciable, inasumible e inaceptable. Con la ayuda de la manipulación de conciencias, la desatención a la cultura y el empleo de las tácticas informativas más cercanas a Goebbels, nos están proyectando al desastre más aberrante y tenebroso.

En Radio Ansite no vamos a admitir que nos guíen pastores que obedecen las voces de sus criminales amos. Tampoco nos haremos eco de los ladridos de los perros de presa que enseñan los dientes para que las masas no se desvíen de los caminos marcados. Nuestra senda la tenemos diáfana y en ella seguiremos. Con la mayor claridad y transparencia. Nada, absolutamente nada, tenemos que ocultar. Las oligarquías corruptas de todo el mundo sí tienen que esconder mucho. Tienen que ocultar todo y evadir la acción del Poder Judicial. No podríamos llevar a cabo el inmenso trabajo que tenemos por delante ni mantener los medios tecnológicos suficientes si no contáramos con la ayuda de los ciudadanos. Ningún poder económico ni político respalda a Radio Ansite. Tampoco el mundo de la publicidad. Es por ello por lo que hemos establecido unas aportaciones mínimas para la descarga de nuestra revista. Los espacios radiofónicos seguirán siendo en abierto. No estamos ante una venta lucrativa y mucho menos ante una plañidera solicitud de caridad. Quién pensara así cometería un profundo error filosófico. Un error mezquino y de bulto. La libertad tiene un precio y los que hacemos Radio Ansite lo pagamos cada día. No es en dinero cash – que también – el precio que en nuestro sistema de dictadura de partidos se aplica en todos los escenarios a aquellos que se niegan a comulgar con ruedas de molino y a cerrar la boca ante la hipocresía, el despropósito y el esperpento.

Los próximos años van a ser vitales para nuestro país, que se enfrenta a tal cantidad de retos que sólo nombrarlos pone los pelos de punta y la ansiedad y la angustia se hacen dueñas del existir: los acuerdos comerciales internacionales, la robotización, la transformación de una economía especulativa en una productiva, la degeneración de la Educación, las actitudes secesionistas, la penetración del islamismo radical, la manipulación anti natura de la convivencia y las relaciones entre hombres y mujeres, la inserción de las minorías diferentes, las pensiones, los impedimientos para que el ‘régimen del 78’ cambie yse constituya en una verdadera democracia, la reducción de la deuda pública de las administraciones, el endeudamiento externo … Ante todo ello, cabe mirar para otro lado, entonar un raquítico y mal entendido ‘carpe diem’, conformarse con la asfixia de la bota en el cuello – cada vez apretará más – o adoptar una indolencia de sofá y zapatillas. Pero también caben la valentía y el esfuerzo. Por uno mismo, por los demás y por las generaciones que han de venir y que ya tienen hipotecado el futuro. Por ello, pedimos que la sociedad civil adquiera un compromiso con Radio Ansite – libre, por supuesto – para que nuestra voz y lo que ella logra al expandirse no se pierda con el viento que arrasa los eriales en los que la cleptocracia ha convertido a España.

Jorge Batista Prats
Director de Radio Ansite

Share

4 comentarios sobre “R.A.L.F. nº 1 [ La Revista Mensual Censurada por el Régimen ]”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.