¿Reconstruir la América Española?

Saliendo de la cueva de la Leyenda Negra.
España precisa en estos momentos, ante el hundimiento previsible del desastre de la UE, de unos dirigentes y una sociedad civil que una vez abandonado el dañino y paleto-paleo sueño de Europa, recuperen el sentido común y dirijan sus esfuerzos a reconstruir el espacio cultural y comercial con la América Española, al que realmente pertenecemos.

El obstáculo más importante lo tenemos en la leyenda negra que todavía se siguen tragando en los paises americanos hermanos. El primer objetivo, por tanto, debería ser agrupar desde España a todos los estudiosos científicos que, diseminados por la América Española, intentan difundir y contar lo que realmente ocurrió para que esta acabara siendo un  mosaico de repúblicas subdesarrolladas y en contínua pugna. Algo que en su día ya asombró a Alexander Humboldt y al mismo Charles Darwin. En España se está empezando, aún a estas alturas, a desmontar la leyenda negra para el gran público, con intentos muy meritorios como  la reciente obra de Iván Vélez, pero aún nos hacen faltan más como él. Aquí la primera de nuestras pequeñas aportaciones.

Que Inglaterra estuvo detrás de la auténtica guerra civil que asoló a las provincias americanas españolas no es una tesis conspiranoica ocurrente, sino que está sólidamente basada en documentos como La emancipación de Sudamérica de W. Burke, pero sobre todo,  el Plan General de 1711 -convenientemente ignorado en España-, donde una presumible alta autoridad inglesa desarrolla punto por punto lo que luego, un siglo más tarde, se aplicaría ayudando a Simón Bolívar a dividir aquel rico y próspero territorio en empobrecidas repúblicas, tal cual aparece detallado en el mencionado Plan General de 1711. El inglés sabía de la interdependencia entre los territorios de Nueva España, el virreinato del Perú-Bolivia, la zona de Uruguay y Paraguay, y lo que luego sería el virreinato del Río de la Plata (Argentina).

El comercio de la América Española en el Pacífico

Estaban al tanto de que la minería del Perú estaba sustentada por la provisión de carne y hierba mate de las zonas del Sur. A su vez que la minería, proporcionaba no sólo la commodity, sino la moneda franca, la onza de plata castellana, que posibilitaba el comercio con todo el Pacífico, en ese momento un mar español. La base de ese comercio la constituían los puertos de Acapulco y Monterrey en Méjico, junto con los de El Callao y Valdivia en Perú y Chile respectivamente. El eje de ese comercio iba desde Acapulco-Callao  a Filipinas, y de Filipinas a Japón y desde ahí hacia China y la India.  Todos estos territorios serían divididos luego de que el plan inglés tuviera éxito en el siglo XIX, acabando para siempre con aquella prosperidad que tanta admiración y envidia causó en las potencias rivales.

La respuesta de España al plan de 1711 fue la guerra de la independencia de las 13 colonias contra Inglaterra. Nunca será reconocido por parte de EEUU  la ayuda crucial que recibieron de José de Gálvez, el genial ministro de Carlos III,  Bernardo de Gálvez, el militar que salvó a George Washington del desastre militar y Pedro de Cevallos. Sin ellos EEUU jamás hubiera existido.

Aquello alargó la existencia de la América Española hasta principios del siglo XIX, más o menos. Justo las fechas de la expedición del naturalista Alexander Humboldt, que elabora un informe detallado preciosísimo, en el que se desmonta la leyenda de una América explotada y a punto de rebelarse contra España. Por el contrario, Humboldt afirma que, por ejemplo, en el Virreinato de Nueva España el salario medio era 4 veces superior al de su natal Prusia. Llega hasta a calcular las raciones de carne consumidas por aquellos mejicanos españoles,  5-6 veces superiores a  las que tenían los prusianos de la época.

Describe la ciudad de Méjico superior en todo a las principales urbes europeas: en urbanismo, cultura, número de hospitales, universidades y bienestar social.  Un progreso así era inimaginable en Londres, Paris, Roma, Berlín y Madrid.  Todo este avance , progreso , paz y felicidad,que fueron traídos por la civilización española, tan injustamente vilipendiada,  le mueve a escribir a su hermano Wilhelm en 1800 lo siguiente:  “No me cansaré de repetirte lo feliz que me siento de estar en la América Española. Puedo afirmarte que no hay parte alguna del mundo donde uno pueda vivir mejor y más dichoso que aquí”.

Si España lo logró una vez, puede conseguirlo de nuevo, de hecho ahora lo tiene más fácil. Debemos aprovechar internet para propiciar la comunicación clara y directa con nuestros hermanos del otro lado de la orilla de lo que hasta poco tiempo fue un mar español: el Atlántico. Cuba y Puerto Rico llaman a nuestra puerta y no debemos ignorarlos. El sueño al que cantó Humboldt, puede ser de nuevo el destino de España en la incierta Europa del siglo XXI.

Share

5 comentarios sobre “¿Reconstruir la América Española?”

  1. Felicidades por vuestro trabajo, tengo una duda sobre un comentario del señor Crespo en el que cuantificaba el saqueo o coste belico de las americas tras su independencia, por parte de los ingleses en dos billones de euros en valor actual ¿podría ampliarme esa contavidad, en oro, deuda…?

  2. No me parece mala idea si no fuera porque España como nación no debería aliarse con oligarquías corruptas como la cubana o la venezolana. Es más, debería romper todo tipo de lazos comerciales con estos dos regímenes hasta que se acabe con los abusos de poder existentes por parte de chavistas y castristas.

    Claro que por otro lado, veo más fácil comerciar con Francia, Alemania o hasta UK que con Latinoamérica (si no fuera por las barreras fronterizas existentes -especialmente por el distinto ancho de vía-, no así con Latinoamérica, donde el Atlántico es muchísima mayor barrera que los Pirineos.)

  3. America española?… ya lo dice todo.
    Piensa…. se invade un territorio.. se saquea y se explota .
    Lo mas que quiere america es mantener lejos a españa.
    Solo sus elites corruptas hacen buenas migas con cualquier corrupto… por lo demas, como suma de recursos, españa tiene poco que aportar

    1. Buen argumento el tuyo sino fuera que América ha caído en manos de los anglosajones completamente,dieron un cambio enorme para llegar a lo mismo o peor.La eliminación del mal llamado imperialismo Español no era para liberar al pueblo sino para cambiar de amos y todo lo que se ha dicho contra España no era sino para quedarse con los países neocolonizandolos porque no les importaba una mierda la gente…era una cuestión de ser los nuevos amos.Asi está América hoy superatrasada y con costumbres que no quiero ni mencionar y eso que ha pasado muchos años desde que se independizaron y no han conseguido gran cosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.