Archivo de la etiqueta: apocalipsis

¿Un mundo infeliz?

human-machine-fight

¿Nos dirigimos hacia un futuro próximo desolador o hacia el inicio de un nuevo ciclo económico que, como otros tantos en el pasado, generará prosperidad y más tiempo libre?

Mucho se habla de cómo las tecnologías emergentes, la robotización en concreto, cambiará el panorama laboral a corto plazo. Por lo general el discurso suele ser bastante pesimista: eliminaría millones de empleos conduciendo inexorablemente a las masas a la pobreza más absoluta. Pero si queremos ser positivos al respecto tampoco lo tenemos difícil: bastaría con recordar cómo las sucesivas revoluciones tecnológicas del pasado afectaron en su momento a dicho panorama, eliminando millones de empleos de agricultores, ganaderos, artesanos, contables, mecanógrafos, etc… pero conduciéndonos finalmente hacia una sociedad cada vez menos ociosa, más productiva y más rica (al menos durante las etapas de mayor dinamismo emprendedor).

Un obrero con un PC puede sustituir a los 10 trabajadores de una empresa, pero si a cada uno de esos 10 empleados se les dota de un PC entonces el rendimiento de la empresa se multiplica por cien aumentando así su capacidad para contratar a más contables, arquitectos, etc…

Se habla también de la especialización necesaria para conservar el empleo tras la invasión de la máquina, pero ¿no suele ocurrir más bien lo contrario con cada nueva revolución? Por lo general y gracias precisamente a la ayuda de las nuevas tecnologías, los trabajadores ya no necesitan estar especializados en extremo puesto que la máquina se encarga precisamente del trabajo más complicado, eliminando el requisito de ser un experto para desarrollar una tarea que es ahora elaborada moviendo palancas, pulsando botones, o a través de ciertas órdenes en algún nuevo lenguaje que simplifica dicha especialización.

Así pues, como ha ocurrido con anterioridad, una sola persona podría controlar a varios robots cuya IA se limitaría a cumplir las órdenes recibidas por nosotros con la velocidad y precisión necesaria resolviendo problemas específicos que requieran de una necesaria inteligencia en su proceder, pero dejando las decisiones y órdenes ejecutivas al cerebro del humano. Exactamente ésto fue lo que ocurrió cuando la revolución informática golpeó nuestro modo de vida a finales del siglo XX. Y ¿no fue esa una época que nos empujó hacia la reducción del paro y el auge del consumo?

Si un robot es capaz de realizar la tarea de todo un equipo con sus respectivos PC ¿qué no haría ese mismo equipo al mando de una flota de robots?

Pero tampoco echemos las campanas al vuelo: si realmente somos capaces de crear organismos autónomos cuyas capacidades sean en todos los sentidos superiores a las del ser humano ¿no estaríamos entonces ante la aparición de una nueva especie sobre este planeta? En ese caso no sólo los obreros deberían temblar de miedo e impotencia sino toda la humanidad frente a unos seres que sin duda no sólo podrían eliminarnos al más puro estilo Skynet en Terminator, sino, simplemente, desplazarnos a todos y cada uno de nosotros por mera presión evolutiva.

Share