Archivo de la etiqueta: desconexión

La República Catalana de los Hermanos Marx

No hay peor tirano que un político que va de comediante sin pretenderlo. Ese es el papel que se ha otorgado la oligarquía política  catalana a si misma, inconsciente y cegada por su propio fanatismo, corrupcion y ambición política ya sin escrúpulo alguno. No hay decencia, no hay moral ni empatía, ni siquiera por los asesinados de un atentado, ni por sus familias, en su cabeza no cabe otra cosa que su propio instinto sociópata y de  ambición desmedida de poder.

Sin embargo son tan incapaces, tan incompetentes que ni siquiera puedan disimular por unos minutos sus auténticas intenciones siniestras que nada tienen que ver con la democracia, ni con la libertad del pueblo catalán, sino con coronarse como déspotas tiranos enarbolando cínicamente la banderita estelada de la pseudodemocracia.

Pero la culpa no es exclusivamente de ellos, tenemos un Régimen, el del 78, que permite estas aberraciones. La existencia de las autonomías, entidades quiméricas siempre por definir,  lleva a que un parlamento de políticos delincuentes  y con alma de dictadores, finalmente se hagan golpistas para llevar a término su objetivo último: el poder absoluto y la rendición de cuentas sólo a si mismos.  Tres partidillos independentistas sobrerrepresentados, sólo les han “votado” el 34% de los catalanes,  han mostrado que lo que quieren es instalar una dictadura de directorio en Cataluña, caiga quien caiga.

Y si hace falta, hacemos votar a los canes ya adoctrinados.

La bufonada política es realmente esperpéntica y queda retratada en la elaboración de unas leyes que parecen hechas para ser el guión de  un redivivo Groucho Marx  en el papel  del presidente bananero de Freedonia , para ese nuevo  remake de “Sopa de Ganso” rodado en el frenopático catalán.

Empezamos por los nombrecitos, cursileros, imprecisos, cobardes que nos endiñan Puigdemont y sus mariachis.  Antes los hombres cuando lo eran solían llamar a las cosas por su nombre. Los framers, los revolucionarios americanos, que eran eso hombres y gentlemen,  llamaron a lo suyo : ” Declaración de la Independencia”. Thomas Jefferson y el resto se jugaron así  sus cuellos frente al ejército más poderoso del planeta en aquella época: el inglés,  Ellos, que antes de ser famosos, no dejaban de ser unos pobres colonos armados apenas con hoces, rastrillos y escopetas para cazar mapaches, eran sobre todo honestos, hasta el punto de  arriesgar sus cuellos por su libertad política.  ¿Pero estos? ,  ¿ este del peluquín con cara de susto permanente que no se atreve a llamar a las cosas por su nombre: Independencia de España, y se esconde con cobardes circunloquios y perifrasis interminables para no jugarse ni la punta de sus uñas si le sale mal la jugada? .   ¿Qué clase de involución ha sufrido el ser humano para llegar a convertirse en adefesios políticos como este ?

Desconexión, ley de la transitoriedad jurídica y fundacional de la República… pero de verdad  ¿ alguien se puede tomar en serio a unos políticos cobardes y cursis que se no atreven a ser líderes ni de una parrillada en el campo?.   ¿Se imaginan uds a  Thomas Jefferson o Benjamin Franklin o Payne, hablando de desconexiones y leyes para que los ingleses los tomaran no como independentistas, sino como leguleyos con gracejo?, pero qué carajo es esto?.   Es más asombroso aún que haya catalanes que pueden sentirse representados  por semejante gentuza a quien una persona cabal no querría ni como subordinados. Eso es lo preocupante.

PIT y su destino.

¿Y qué clase de República quieren hacer estos de ERC, la CUP y el PdCat?.   Pues una que va a dejar a la bolivariana venezolana como ejemplo de democracia.  Para empezar nada de proceso constituyente, nada de que los ciudadanos voten a una asamblea constituyente, de eso nada.  Ellos mismos, las cúpulas de estos tres partidos, está por ver si Pablo Iglesias traiciona a su país a cambio de un cacho del reparto, harán la constitución a puerta cerrada y luego se la darán a refrendar a un pueblo aturdido y confundido , que va a tener un comisario político de la CUP en su cogote el día que le obliguen a votarla. Por supuesto, van a tener menos garantias electorales que en los referendums de la Alemania Nazi, que aún conservaba cierta legalidad al mantener parte de la Constitución de la República de Weimar, estos ni eso.   ¿ Por qué,realmente, como alguien puede creerse que estos catalibanes van a respetar nada, cuando ellos mismos se han saltado sin verguenza todas las leyes para pegar SU golpe de Estado y llamarle cínicamente desconexión?

Es todo un esperpento sin dobleces.  Ni separación de poderes, ni representatividad ni nada, una dictadura de tres partidos que lo harán todo, con Puigdemont como futuro presidente con la potestad de nombrar a los jueces del nuevo  Volksgerichthof catalán, el Tribunal Supremo que lo será más polítizado aún que su homónimo del R78, para lucimiento de sus  Rolands Freisler de barretina y estelada svastificada.

Puro y Marca, y ya mañana si tal…

Seguiremos analizando este desastre, ante la no reacción de ese personaje , según los rumores Presidente del Gobierno de España que entre marca y puro seguirá diciendo a sus preocupados subordinados: ” no pasa nada, esto enseguida se desinfla”, el mismo día que Puigdemont  haga de cruce entre Groucho Marx y Companys declarando la República Catalibana de Freedonia.

Share