Archivo de la etiqueta: pacto secreto

Cataluña en estos momentos Estado sin Ley

El día 6 de Septiembre de 2017 ha pasado a la Historia de la infamia como el día en que tres partidos (CUP, ERC y PdCat) pegaron un golpe de Estado tomando como excusa la aprobación de un  risible referéndum (que va a salir sí o sí, como los de Franco o Hitler).  Carmen Forcadell se saltó todo lo que se tuvo que saltar (Constitución, Estatuto y  hasta propias normas internas del funcionamiento del parlamento). Una sectaria separatista de libro, puesta ahí por el inefable Puchi como presidenta del parlamento para realizar la voladura del 6 de septiembre guiada sólo por la ambición de poder totalitario.

El día 6 de septiembre  este grupillo de políticos delincuentes vuelan  todo el orden establecido, aprueban sus nuevas leyes que instauran un gobierno autocrático, sin separación de poderes ni representatividad, todo concentrado en la cúpula de los tres partidos independentistas que harán la Constitución, las leyes posteriores, nombraran jueces y gobernarán.  A continuación los golpistas han liquidado el propio parlamento catalán disolviéndolo para siempre. La nueva asamblea que se habrá el 2-O ya no será un parlamento autonómico.

Parecida estrategia a la usada por Hitler para cargarse la República de Weimar. Todo muy viejo.  A Carmen Forcadell, Puchi le ha adjudicado el mismo rol que Hitler le hizo ejecutar al presidente del Reichstag, el tal Hermann Göring. También en aquella Alemania del 34 se cerro el Reichstag luego del golpe parlamentario para volverse a abrir con el partido nacionalsocialista como el único permitido.

Hermann Goering presidente del parlamento alemán.

Ante semejante declaración de guerra de los cabecillas separatistas el gobierno español ha respondido con pellizcos de monja, es decir no reconociendo lo evidente que Cataluña ahora mismo es una región rebelde fuera de la ley española, con un parlamento volado por los aires, con una independencia de facto declarada ya por la vía de los hechos consumados, y que sólo espera al 2-O para adoptar abiertamente su condición de república independiente, cuyas leyes fueron aprobadas por ellos en un parlamento que ya no existe.  Estamos ante fanáticos con una misma ambición de poder que se lo han jugado todo a la carta que más les convenía.

Es muy posible, como venimos discutiendo en radioansite.org, que Rajoy haya pactado secretamente tal separación de Cataluña por motivos evidentes (presión externa y participación en una corrupción con las fuerzas políticas catalanistas que no tendría que quedar dañada con la independencia).  Sabemos que Rajoy, un corrupto de libro, no es un defensor de idea alguna de España , y que le da igual que España se fragmente en autonomías-repúblicas, mientras el PP pueda seguir participando de la corrupción en ellas.  Rajoy piensa que España como tal es un auténtico coñazo y así se manifiesta cuando de actos oficiales al respecto se trata:

Es decir este señor es un oportunista corrupto que representa una función de mal actor por el que dice en público todo lo contrario a lo que dice en privado y piensa realmente.  Su objetivo es fingir que hace algo por España, cuando deja a los cabecillas rebeldes libres para que puedan seguir actuando adelante con sus planes.  Simular que el Estado sigue presente en una Cataluña que de facto ya es independiente. Cada día la guardia civil, a la manera de la película del día de la Marmota, vuelven a requisar las urnas, papeletas y carteles que se supone ya habían eliminado unos días atrás.  Montoro nos dice que ya ha dejado de financiar a la autonomía catalana, cuando  el golpista Junqueras, responsable actual de economía allí, afirma que todo esta bajo control. En definitiva los cabecillas golpistas siguen en sus puestos y Rajoy en vez de hacer cumplir la ley deteniéndolos, se inhibe de su obligación como poder ejecutivo, incurriendo en un delito de lesa majestad, a la vez que permite que Rusia e Israel estén financiando a la nueva Cataluña, que Soros actúe en España financiando en el exterior la propaganda separatista en el New York Times y en la misma UE.  Pero ante el borregomatrix tiene que justificarse haciendo algo, por ejemplo imputando alcaldes y cargos menores que se han declarado en rebeldía y han recibido el apoyo de la Generalitat, lo que supone una vez más el no reconocimiento de la autoridad jurídica de España. El único movimiento posible es el político, y si Rajoy por chantaje, pacto o interés no detiene a los cabecillas sediciosos, debe dimitir o ser dimitido no hay otra solución.

Lo contrario, como la Historia se ha cansado de demostrar, es conducir al país hace un desastre de inimaginables y desastrosas consecuencias.  Los españoles acobardados y ciegos ante lo que pasa en Cataluña no se dan cuenta que el diálogo no lo resuelve todo y que el juego político irresponsable se les puede escapar de las manos a esos mismos políticos desde el momento en que haya víctimas. Algo que beneficiaría aún más a la CUP/Arran para obtener mayor poder en la nueva República, al provocar un enfrentamiento civil ya abierto, que Rajoy por mucho pacto que haya hecho no podría evitar.

Rajoy y todos ellos se darían por satisfechos si sus partidos siguieran teniendo presencia en una Cataluña corrupta para continuar haciendo sus negocios criminales, como ha ocurrido hasta ahora.  Rajoy y todos ellos ya les explicarán a los españoles que se hizo todo lo que se pudo, y que ahora habrá que aceptar la nueva situación: todos saldrían ganando, eso piensan, la nueva mafia catalana será la nueva socia frente a unos pueblos alienados  dispuestos a ser esclavos con tal de evitar el enfrentamiento ficticio entre ladrones.

 

Share

¿Está pactada la Independencia de Cataluña?

El separatista Puigdemont con las “peperas” Alicia Camacho y Andrea Levy tomando café.

Lo característico del R78, la corrupción que es posible gracias al consenso entre los partidos, es la nota predominante en estos días de sedición y secesión catalana (ver programa de radioansite aquí )

Con un golpe de Estado ya realizado por los 3 partidos (CUP, ERC y PdCat) a los que sólo han votado el 34% de la población catalana ( parecido porcentaje al obtenido por el partido de Hitler en las elecciones de 1932  que le dió la cancillería), sólo falta esperar a que las consecuencias institucionales del mismo se vayan concretando en las siguientes semanas hasta culminar el 2-O con la toma total del poder por parte de los separatistas (lo del referendum es lo de menos, como lo eran los de Franco y Hitler).

España perdió su soberanía cuando en 2011 el Régimen la vendió a los acreedores extranjeros que sostendrían desde ese momento a un régimen zombie , el más corrupto de toda la historia de España,  responsable de haber quebrado la economía del país.  Desde ese momento la política en España ha sido una farsa con actores cómicos de tercera, los políticos.

Rajoy, por muy pusilánime y cobarde que parezca, no es más que un títere que ejecuta un papel a cambio de seguir repartiendo corrupción entre los suyos.  Igual que el resto de los partidos. Está claro que en España todo el mundo sabe que la política no sirve para nada, salvo para enriquecer al que se mete en ella a cambio de perder todo rastro de moral y escrúpulos.

En el año 2011 la soberania nacional fue entregada de manera ya pública a los bancos con el cambio de la Constitución del 78.

Veamos cómo hemos llegado hasta aquí. A partir de 2011 la economía española ha sido colonizada.  Las medidas económicas que se han tomado desde ese momento han venido dictadas desde fuera, y como el R78 es jerárquico y sin separación de poderes, se han aplicado con una facilidad pasmosa y sin obstáculo alguno: Rajoy y los demás jefes de partido reciben las ordenes a ejecutar, ordenan a los aprietabotones del parlamento que las voten, cuando sea necesario y si no vía decreto: devaluación salarial, reformas laborales, precarización del empleo, venta de las principales empresas del país, montorazos fiscales, leyes opacas financieras etc etc.

Así vemos como los principales bancos del país, y en especial el Santander, están siendo conquistados por los principales fondos y organizaciones financieras buitrescas, especializados en comprar a precio de ganga activos de paises en crisis. El Ibex-35, el Santander, la operación del banco popular etc. Son el mismo grupo extranjero el que opera siempre detrás.

Hace tiempo que JP Morgan, por ejemplo apostó por la independencia de Cataluña, indicándola como una excelente inversión en el largo plazo. Morgan Stanley y Goldman Sachs (que mantiene peones en todos los bancos centrales del mundo) también están  interesados en una independencia de Cataluña.    Lo ven como parte de su negocio fraudulento que consiste en apoderarse de paises y trocearlos para hacerse con su economía y política, no sin antes ablandar a las poblaciones de estos países mediante el miedo y el pánico a través de sus políticos corruptos y medios de incomunicación.

Son medidas que llevan aplicando desde hace siglos y cuya escuela es la británica. Lo hicieron así en la América Española, usando entre otros a Bolívar y San Martin como agentes -algo ya denunciado por Antonio Nariño y Santander- y lo están haciendo ahora con España, gracias a la indispensable colaboración del R78. Las líneas maestras del plan son:

  • Trade but not countries:  No apoderarse jamás políticamente del país, sino de su economía, de su comercio.
  • Divide et impera: el divide y vencerás, algo que evidentemente llevan haciendo en España con la facilidad que les da el sistema autonómico.
  • Hacer que nuestros enemigos se destrocen entre si: si vemos quien está detrás de los independentistas, financiándolos y sirviendo de  enlace con la prensa internacional para presentar el caso de los catalanes como victimas de España, nos encontramos, por ejemplo, a la Open Society de Soros conectada con el New York Times desde Barcelona.  Que Soros lo ha apostado todo a la independencia catalana lo vemos en el hecho de que a la cabeza de su organización en Europa ha colocado a un independentista.  Al mismo tiempo se financia a la Sexta y al grupo de la Razón para que escenifiquen una confrontación entre españoles y catalanes, partidos tradicionales (PP y PSOE) contra las nuevas promesas (Ciudadanos y Podemos). Todo una farsa.
  • No exhibirse ni exhibir nuestro Poder:  estas organizaciones siempre ponen a títeres políticos y empresariales en el país a conquistar como sus representantes. Se les apoya, financia para que creen la ilusión en la masa de que siguen sus deseos y acepten así la dominación de los que están detrás.

La UE, al no ser democrática, colabora de manera definitiva con esta política de dominio de los paises por parte de las grandes corporaciones, que son las que dictan leyes y normas. El BCE no hace sino apoyar la corporatocracia, por ejemplo rescatando bancos quebrados con el dinero del contribuyente (las inyecciones de liquídez, las famosas QED, no son otra cosa que permitir a la casta política parasitaria española endeudar su país para regalar dinero a los bancos que luego el españolito de a pie tendrá que pagar con más impuestos, salario basura y recorte de todos los servicios).

Pues bien, tomando este panorama como referencia, se entiende perfectamente el comportamiento de Rajoy, de fingir, simular que hace algo contra los golpistas secesionistas, cuando los está financiando y dejándoles el camino libre para que sigan adelante con su plan.  Incluso con la constitución chapucera del 78 el poder ejecutivo, del cual Rajoy es el jefe, está obligado a hacer cumplir la ley usando la soberanía del Estado mediante el uso de la fuerza, si fuera preciso, deteniendo así a los cabecillas rebeldes.  Rajoy sin embargo hace lo contrario, de puertas adentro en su partido las instrucciones son otras como hemos podido comprobar en esa filmación sorpresiva pillando a cargos del PP hablando en plan colegueo con el cabecilla rebelde principal: Puigdemont.

Rajoy tenía que haber aplicado ya el artículo 155 justo el día en que los tres partidos independentistas pegaron el doble golpe de Estado ( contra España y contra el propio Estatuto de Cataluña vigente y las normas legales del Parlamento Catalán), declarando ya a Cataluña independiente de iure, como Puigdemont ha anunciado públicamente en el discurso previo al día de la Díada.   Si no lo ha hecho, es porque parece cada vez más evidente que no tiene intención de ello. Que su lealtad no es con el país del que es presidente, sino con el club de la escuadra, el compás y la plomada al que pertenece también Puigdemont y que no entiende de paises si no de la gran corporatocracia mundial.

Es especulativo aventurarse y afirmar que el plan pudiera consistir en trocear España en pequeños estados fácilmente manejables por los acreedores y donde el PPSOE y Ciudadanos-Podemos pudieran seguir “gobernando” luego de hacerles entender a los súbditos que no hubo otra solución mejor. Pero sí, es algo parecido a lo que hacen las mafias o cualquier oligopolio, repartirse un territorio/mercado evitando liquidarse entre ellos y los indicios van en ese sentido. El pagano, como siempre, será el pueblo español, más humillado y sometido que nunca.

 

Share