Archivo de la etiqueta: robots

¿Un mundo infeliz?

human-machine-fight

¿Nos dirigimos hacia un futuro próximo desolador o hacia el inicio de un nuevo ciclo económico que, como otros tantos en el pasado, generará prosperidad y más tiempo libre?

Mucho se habla de cómo las tecnologías emergentes, la robotización en concreto, cambiará el panorama laboral a corto plazo. Por lo general el discurso suele ser bastante pesimista: eliminaría millones de empleos conduciendo inexorablemente a las masas a la pobreza más absoluta. Pero si queremos ser positivos al respecto tampoco lo tenemos difícil: bastaría con recordar cómo las sucesivas revoluciones tecnológicas del pasado afectaron en su momento a dicho panorama, eliminando millones de empleos de agricultores, ganaderos, artesanos, contables, mecanógrafos, etc… pero conduciéndonos finalmente hacia una sociedad cada vez menos ociosa, más productiva y más rica (al menos durante las etapas de mayor dinamismo emprendedor).

Un obrero con un PC puede sustituir a los 10 trabajadores de una empresa, pero si a cada uno de esos 10 empleados se les dota de un PC entonces el rendimiento de la empresa se multiplica por cien aumentando así su capacidad para contratar a más contables, arquitectos, etc…

Se habla también de la especialización necesaria para conservar el empleo tras la invasión de la máquina, pero ¿no suele ocurrir más bien lo contrario con cada nueva revolución? Por lo general y gracias precisamente a la ayuda de las nuevas tecnologías, los trabajadores ya no necesitan estar especializados en extremo puesto que la máquina se encarga precisamente del trabajo más complicado, eliminando el requisito de ser un experto para desarrollar una tarea que es ahora elaborada moviendo palancas, pulsando botones, o a través de ciertas órdenes en algún nuevo lenguaje que simplifica dicha especialización.

Así pues, como ha ocurrido con anterioridad, una sola persona podría controlar a varios robots cuya IA se limitaría a cumplir las órdenes recibidas por nosotros con la velocidad y precisión necesaria resolviendo problemas específicos que requieran de una necesaria inteligencia en su proceder, pero dejando las decisiones y órdenes ejecutivas al cerebro del humano. Exactamente ésto fue lo que ocurrió cuando la revolución informática golpeó nuestro modo de vida a finales del siglo XX. Y ¿no fue esa una época que nos empujó hacia la reducción del paro y el auge del consumo?

Si un robot es capaz de realizar la tarea de todo un equipo con sus respectivos PC ¿qué no haría ese mismo equipo al mando de una flota de robots?

Pero tampoco echemos las campanas al vuelo: si realmente somos capaces de crear organismos autónomos cuyas capacidades sean en todos los sentidos superiores a las del ser humano ¿no estaríamos entonces ante la aparición de una nueva especie sobre este planeta? En ese caso no sólo los obreros deberían temblar de miedo e impotencia sino toda la humanidad frente a unos seres que sin duda no sólo podrían eliminarnos al más puro estilo Skynet en Terminator, sino, simplemente, desplazarnos a todos y cada uno de nosotros por mera presión evolutiva.

Share

El Cuento de la Inteligencia Artificial

Siendo nuevo por estos lares ansiteros, me presento primero. Mi nombre, como pueden leer es Dr Dutux, he dedicado mi vida, algunos dirían desperdiciado, a pringarme de todo eso que hoy se llama pomposamente ciencias de la computación. Para mi una aplicación del álgebra y la aritmética de toda la vida, como ya demostrara Donald Knuth. Aquí vamos a estar, sobre todo para ver por donde van los tiros en esto de la robótica y la programación aplicada a la economía y a nuestras vidas.

Los ordenadores siguen haciendo lo mismo, esto es traduciendo o compilando a ceros y unos las instrucciones que reciben de los humanos, para ejecutarlas en unos circuitos. Y no hay más. No hay máquinas inteligentes por ningún lado, porque lo que una máquina hace es ejecutar ciegamente las instrucciones y mover datos almacenados, esto desde que Turing y von Neumann inventaran el cacharro. Y ahí seguimos.

Y empezaré, por ello, desmontando el tema este de la inteligencia artificial y que los robots y algoritmos van a sustituir a los humanos en dos décadas. No es así, y quien dice 2, puede decir 3 décadas. No lo veo. Porque fundamentalmente seguimos haciendo lo mismo desde los años 90. Y si nos ponemos pijoteros digamos que desde los 70, poca revolución ha habido más allá de la irrupción de las bases de datos relacionales, la programación orientada a objetos y alguito de redes neuronales artificiales.

Los ordenadores siguen haciendo lo mismo, esto es traduciendo o compilando a ceros y unos las instrucciones que reciben de los humanos, para ejecutarlas en unos circuitos. Y no hay más. No hay máquinas inteligentes por ningún lado, porque lo que una máquina hace es ejecutar ciegamente las instrucciones y mover datos almacenados, esto desde que Turing y von Neumann inventaran el cacharro. Y ahí seguimos.

Claro, que se ha mejorado, en velocidad de procesamiento, capacidad de memoria y transferencia de datos, pero no hay ni rastro de que los ordenadores hoy sean más inteligentes que los cacharros mamotréticos de los 50. Ahora están miniaturizados, sí, pero con la misma inteligencia que un calculadora de Pascal movida por engranajes mecánicos. Una cucaracha sigue siendo un portento cognitivo al lado de todo el internet.

La alta velocidad de procesamiento y transferencia de datos, y su coste ridículo, da la impresión a la mayoría de que las máquinas son realmente inteligentes.  Pero la realidad es mucho más simple, si una máquina quiere hablar con alguien en chino,  lo que hace es rastrear todas las posibles respuestas a una pregunta en chino extraida de millones de conversaciones almacenadas en varias bases de datos, como lo hace en milisegundos, la maquinita en red nos da la impresión de que sabe hablar todos los lenguajes de la Tierra, no es así, es rapidez, no hay conciencia de idioma alguno.

Por eso, no se preocupen, ciertamente se automatizarán tareas, y es bueno que así sea. Ciertamente la productividad de los que manejen los cacharros tecnológicos de manera óptima aumentará a lo bestia, sí, pero ningún robot, ni algoritmo va a sustituir al humano allí donde la toma de decisiones basada en juicios conceptuales sea algo crítico. Todo esto es una moda que en unos pocos años se desinflará. Palabrita del Dr Dutux.

Ya les seguiré contando, en una próxima entrega, a quienes está beneficiando económicamente propagar esto de que la computación acabará con el trabajo de los humanos.

NOTA PS 15-02-17:  me han hecho llegar algunas críticas al artículo, contesto a una que me parece relevante. Va sobre los llamados lenguajes funcionales, y dice el crítico que es algo revolucionario.  Siento decirle que los lenguajes funcionales, como por ejemplo LISP, son de los años  50, y la base matemática es el cálculo Lambda de Church de los años 30.

Share